La ciudad
Domingo 26 de Febrero de 2017

Desde marzo, la intendenta Fein podrá subir el boleto a 9,73 pesos por viaje

Quedará habilitada a usar el ajuste automático que aprobó el Concejo. Es un 15 por ciento en sintonía con el aumento de sueldos medido por el Indec

Por primera vez desde su sanción hace un año y medio, la Intendencia se encamina a ajustar el boleto de manera automática en base a la fórmula que aprobó el Concejo. En marzo, el Ejecutivo quedará habilitado a incrementar la tarifa cerca de un 15 por ciento, el mismo porcentaje en que subieron, en promedio, los salarios en el país durante el segundo semestre de 2016, según datos del Indec. De ser así, el viaje convencional pasará a costar de los actuales $8,50 a $9,73 el mes próximo. Previamente, el Ente de la Movilidad (EMR) deberá aprobar el último estudio de costos del sistema, que arrojará, al menos, un valor real en torno a los $11.

El ajuste tarifario del transporte mediante un decreto del municipio se aprobó en agosto de 2015. La norma habilitó al Ejecutivo a subir el boleto "de manera automática en los meses de marzo y septiembre de cada año, respetando lo estipulado en el estudio de costos elaborado por el Ente".

Pero los concejales le fijaron un tope a ese ajuste. "La adecuación tarifaria en ningún caso podrá superar la variación que, para el semestre anterior (...) establezca el índice de salarios elaborado mensualmente por el Indec", planteó el texto del Palacio Vasallo.

La ordenanza, impulsada por el edil justicialista Osvaldo Miatello para destrabar el tema del boleto que en un escenario inflacionario se repetía al menos dos veces al año, fijó como fecha de debut en marzo de 2016.

Pero tanto en ese mes como en septiembre del año pasado la intendenta Mónica Fein no pudo utilizar la herramienta por un impedimento técnico: el Indec, en plena normalización estadística con el cambio de gobierno nacional, no publicaba esos índices en tiempo y forma.

Ese vacío técnico se subsanó casi íntegramente. En su página web, el Indec ya dio a conocer los aumentos salariales promedio de los sectores público y privado en todo 2016.

Sin embargo, para aplicar taxativamente la ordenanza de Miatello faltarían los datos de enero y febrero con el objetivo de obtener el promedio desde septiembre a la fecha. Pero esos números probablemente se demoren varias semanas.

Desde el municipio confiaron a La Capital que están evaluando la posibilidad de emitir un decreto reglamentario de la ordenanza, que habilite el ajuste automático en base a los datos de suba salarial de julio a diciembre, corrigiendo parcialmente la norma por la dificultad técnica para aplicarla tal cual fue sancionada.

Posibilidad

En diálogo con este medio, Miatello admitió que "por vía reglamentaria se puede superar el escollo técnico que hay. No lo veo como algo insalvable desde el punto de vista jurídico".

El concejal del PJ fue más allá y destacó que "el último aumento del boleto entró en vigencia el 1º de julio, ya pasaron 8 meses y hay datos disponibles de las subas salariales del segundo semestre de 2016 para ponerle un eventual tope a la suba".

El incremento salarial promedio, entre el sector público y el ámbito privado, entre julio y diciembre del año pasado, fue del 14.48 por ciento. De trasladarse ese porcentaje a la tarifa actual, el boleto podría costar en marzo $9,73.

Previamente el directorio del Ente de la Movilidad deberá aprobar el último estudio de costos del sistema. Fuentes municipales confiaron que "muy probablemente" se analice el tema en la segunda semana de marzo.

Según pudo averiguar este diario, el valor real del boleto se ubicará por encima de los $11, frente a los $8.50 que se paga en la actualidad. El desfasaje se profundizó a principios de año tras el acuerdo firmado entre el gobierno nacional con las empresas refinadoras de hidrocarburos que llevó el precio de referencia del gasoil a $8 por litro.

Ese nuevo valor del combustible supone un incremento del 50 por ciento de lo que se pagaba hasta diciembre, unos cinco millones de pesos adicionales para el sistema y unos 50 centavos más por pasajero.

Rechazo a otro eventual ajuste

El 15 por ciento de suba que podrá aumentar de manera automática la Intendencia puede quedar a mitad de camino con el desfasaje real de la tarifa. La semana que viene, cuando el Ente de la Movilidad trate el último estudio de costos del transporte será casi un hecho que la brecha supere el 30 por ciento, la mitad de lo que se podrá subir sin que lo trate el Concejo. En ese caso, los ediles deberán analizar una eventual segunda suba.

   Así lo establece la ordenanza de ajuste automático del boleto que aprobó el Concejo en agosto de 2015 y que dejó abierta la puerta a un escenario en el que se disparen los costos del sistema.

   El artículo tercero de la norma establece que "si una vez actualizada la tarifa de acuerdo a los criterios establecidos (el tope en base al aumento de sueldos) se constatara una diferencia superior al 15 por ciento entre la tarifa vigente y el estudio de costos, el Concejo deberá tratar el tema en un plazo no mayor a los 30 días del ingreso del mismo por parte del Ente de la Movilidad".

   En ese sentido, distintos bloques opositores aclararon que "el tratamiento no supone aumento en los términos del estudio técnico. Al recuperar el Concejo la facultad de fijar la tarifa, puede retocarla parcialmente o bien mantenerla".

   Al respecto, desde distintas bancadas advirtieron que difícilmente acompañen una eventual segunda suba de la tarifa en un mes.

Comentarios