La ciudad
Domingo 26 de Febrero de 2017

Desalojaron una fiesta privada que había reunido 500 personas en barrio San Eduardo

Tras la denuncia de vecinos, el juez aprobó la orden para que el municipio desalojara el chalet de Américo Tonda al 9100.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana desalojó anoche una fiesta privada que se estaba desarrollando en un domicilio particular de Américo Tonda al 9100, en Barrio San Eduardo. El desalojio llegó tras la denuncia de los vecinos, que se quejaron por la difusión de música a niveles elevados y los deliberados gritos que provenían de la fiesta.

Agentes de la Guardia Urbana Municipal con la orden del juez y la colaboración de la UR II de policía, procedieron al desalojo. Hacia las 22, las 500 personas que se habían congregado, ya se habían retirado.

Gustavo Zignago, secretario de Control y Convivencia Ciudadana del municipio, dijo que se trabajó "para que se respeten las normas de convivencia".

Antecendente. Un caso similar ocurrió el 28 de enero pasado en una finca de Ricchieri al 300, donde se habían reunido 500 personas. El Tribunal Municipal de Faltas determinó la semana pasada una multa económica y la suspensión por 60 días para gestionar trámites municipales referidos a permisos de actividades comerciales a una mujer que reconoció ser la dueña del lugar.
El magistrado decidió también que el material secuestrado en aquella oportunidad (parlantes, auriculares, máquina de humo) sea destinado a la Secretaría de Cultura de la Municipalidad, con el objeto de que sean utilizados en beneficio de toda la comunidad.

Comentarios