La ciudad
Viernes 14 de Julio de 2017

Daniel Vila saludó a La Ocho por sus 90 años y destacó "la nobleza de la radio"

"La tarea es sostener la credibilidad de nuestros medios en los que trabajan seis mil personas", dijo hoy el director del Grupo América.

El presidente del Grupo América Daniel Vila se sumó a los festejos que ya comenzaron por los 90 años de La Ocho AM 830 que se cumplirán el próximo domingo. El multimedio además se prepara para celebrar en noviembre los 150 años del diario La Capital, el decano de la prensa argentina.
Desde hoy la emisora transmite afectuosos mensajes y anécdotas de estrellas que pasaron por LT8 como Quique Pesoa, Pili Ponce, Pablo Feldman. Esther Stekelberg, Reynaldo Sietecase, Patricia Dibert, Roberto Lara, Eduardo Aliverti, Mónica Gutiérrez, OSvaldo Bazán, Luis Yorlano, Roberto Di Sandro, Oscar Cesini, Oscar Bertone, Hugo De Crus, Miguel Angel Ferrari, Julai Rey, Juliovich, Silvia Fernández Barrio, Pablo Cribioli, Nelly Alvarez, Carmita Batlle, Irma Lai, Laura Farina, Adriana Pardal, entre otros.
En el mismo sentido, el director del grupo expresó su alegría y destacó la importancia de los 90 años de la radio. "Sobre todo en un medio de comunicación esos años se vuelven más importantes aún" dijo hoy en diálogo con el programa Procopio 830 respecto a La Ocho y anticipó que la fiesta continuará en noviembre cuando La Capital conmemore su 150° aniversario.
"En el caso particular de La Capital es el diario más antiguo del país, es la primera vez que un diario va a cumplir 150 años en la Argentina, entonces la reflexión me lleva a pensar que no es casual que esto pase en Rosario, donde la cultura, el periodismo, las artes tienen tanto desarrollo", analizó para agregar: "Siempre digo que Rosario es mi segunda casa, así lo siento porque ya llevo veintipico de años trabajando ahí".
Vila además destacó la vigencia de la radio, que se sobrepone a los cambios tecnológicos. "Sobre la radio se ha especulado que con la llegada de la FM, con la televisión, con internet iba a desaparecer. Pero la radio ha sobrevivido desde hace más de cien años a cualquier avance tecnológico que haya logrado la humanidad, y lo seguirá haciendo porque tiene esa nobleza para acompañarnos como no lo hace ningún otro medio", manifestó.
"En el caso de LT8 son tantas generaciones las que se han formado escuchando la radio, siguiendo las noticias cada mañana, se han transmitido desde las guerras mundiales a la llegada del hombre a la luna", enumeró.
En tanto, Vila expresó que no sólo siente "un gran orgullo" sino también "una gran responsabilidad" por lo trascendental que es la información y el entretenimiento para la sociedad actual.
"Es una responsabilidad que nos delega el público a mi y a las seis mil personas que trabajan en el grupo. Tenemos la responsabilidad de informar, de darles también nuestra opinión y ellos -los que leen, nos escuchan por radio, nos ven por televisión- creen en nosotros, se respaldan en nosotros para estar informados", resaltó.
Por otra parte, Vila invitó a reflexionar en este año de doble aniversario de La Ocho y La Capital. "Hoy más que nunca está puesta en duda la credibilidad de los medios que son señalados como que apuntan a un lado o al otro", enfatizó.
"Eso tiene que ver con dos cosas: la primera es esta franja, esta división que tenemos en la sociedad en donde parece que todos tienen que tomar partido por uno o por otro, pero si lo hacemos dejamos de ser objetivos, de informar de manera creíble", indicó Vila.
"El segundo motivo por el que se pierde credibilidad es porque ha aparecido una nueva raza de periodistas, los llamados 'periodistas militantes', que desde mi punto de vista no son periodistas, porque tratan de justificar -de un lado o del otro- cualquier circunstancia, incluso en cuestiones que resultan inverosímiles o imposibles de justificar e igual tratando e hacerle", aseveró.
"Nuestra tarea es tratar de sostener la credibilidad de nuestros medios", concluyó para compartir la alegría de seguir adelante con quienes trabajan cada día en la radio y abrazar especialmente a la audiencia.

Comentarios