La ciudad
Martes 13 de Junio de 2017

Cumplir las medidas de prevención

Los accidentes producto de intoxicación por inhalación de monóxido de carbono se repiten a menudo y sacuden a la opinión pública, por eso hay que multiplicar las medidas de prevención dentro de cada domicilio. Cada uno debe tomar los recaudos necesarios para no tener consecuencias fatales.

Los accidentes producto de intoxicación por inhalación de monóxido de carbono se repiten a menudo y sacuden a la opinión pública, por eso hay que multiplicar las medidas de prevención dentro de cada domicilio. Cada uno debe tomar los recaudos necesarios para no tener consecuencias fatales.

Las jornadas con temperaturas bajas ponen de nuevo esta problemática sobre el tapete y obligan a generar un escenario de profunda reflexión, teniendo en cuenta los serios riesgos que se corren al tomar conductas equivocadas. Para no tentar al destino, las recomendaciones oficiales para evitar esta muerte silenciosa indican que hay que tomar las precauciones correspondientes en relación a los aparatos de calefacción. Son casos que conmueven porque las víctimas no se dan cuenta que se están intoxicando, porque el monóxido de carbono no tiene olor, no se ve, y así es muy difícil.

Los profesionales remarcan que lo primero que hay que hacer es revisar todos los aparatos que hagan combustión. Allí, la llama tiene que ser azul, que indica que la combustión es buena. Y, sobre todo, siempre hay que mantener los espacios ventilados. Por más que haga frío, hay que tener un poco abiertas las ventanas. Siempre debe haber una vía de ventilación.

Asimismo, hay que saber que, si alguien llega a un lugar donde hay personas que están sufriendo un proceso de intoxicación de este tipo, lo primero que hay que hacer, antes de asistir a las personas, es abrir y ventilar el lugar. Porque si no, se transforma en otra víctima, porque en esos momentos ya casi no hay oxígeno y está todo contaminado con monóxido.

Comentarios