La ciudad
Lunes 02 de Octubre de 2017

Culminan la remodelación de un acceso clave de la zona oeste

Se trata del segundo tramo de la obra de la avenida Rivarola, en el tramo que va desde Provincias Unidas hasta calle Benítez.

La intendenta Mónica Fein dejará inaugurada la segunda etapa de las obras de remodelación de avenida Rivarola, en el tramo comprendido entre Provincias Unidas y Benítez. Son 800 metros lineales que contemplaron una inversión de 65,5 millones de pesos. Así, en la inversión para dejar a nuevo este estratégico acceso de la zona oeste es cercana a los 100 millones de pesos, ya que la primera etapa, ya finalizada, contó con un presupuesto de $33 millones.

   Los trabajos en esta segunda etapa contemplaron la construcción de dos calzadas de hormigón, de 7 metros de ancho cada una, con un separador central de 1 metro. La longitud total de la traza a intervenir comprendió 800 metros lineales, el proyecto también contempló nueva iluminación led.

   La avenida Rivarola une y conecta la zona oeste con el centro de la ciudad, y a través de Camino Límite del Municipio se garantiza el acceso a la ciudad de Pérez.

   Se trata de una conexión vial muy importante entre los barrios del distrito noroeste y la ciudad de Pérez. La circulación de vehículos particulares y de transporte pesado se vio incrementada a raíz de la renovación de la avenida en el tramo que va desde Circunvalación hasta Las Palmeras y la nueva pavimentación que se realizó de calle Las Palmeras, desde Rivarola hasta bulevar Seguí. Ambas obras ejecutadas en los últimos años.

   Según se consignó, la remodelación de Rivarola entre avenida Provincias Unidas y Benítez fue una de las tantas obras acordadas en el marco del Acuerdo por Rosario, y vino a completar la remodelación de la avenida entre Camino Límite y Circunvalación, ejecutada a fines de 2014.

   En esta segunda etapa, la obra contempló la construcción de dos calzadas de hormigón, de 7 metros de ancho cada una, con un separador central de 1 metro. La longitud total de la traza a intervenir comprendió 800 metros lineales, el proyecto también contempló nueva iluminación led.

   Los trabajos comprendieron la demolición del diseño estructural a nivel provisorio, que contaba con una carpeta asfáltica ubicada en el eje del área de domino público, y la posterior construcción de un paquete estructural rígido, con perfil de avenida de dos calzadas de 7 metros de ancho cada una, y separador central de 1 metro de ancho.

   La estructura rígida se desarrolló con calzadas de hormigón de 20 centímetros de espesor y cordones integrales, asentadas sobre una base de suelo-arena-cemento de 20 cm de espesor. La subrasante se construyó con suelo del lugar mejorado con cal, también en 20 centímetros de espesor.

La primera etapa

Esta segunda etapa complementa la primera, ejecutada en 2014, y que consistió en la ejecución integral de la avenida en el tramo comprendido entre el Camino Límite del Municipio y Circunvalación. La longitud total de la traza a fue de 1.400 metros lineales.

   Esa etapa, que contó con una inversión de $33 millones, consistió en demolición del diseño estructural a nivel provisorio existente y la posterior construcción de un pavimento estructural rígido, con perfil de avenida de dos calzadas de 7 metros de ancho cada una, y separador central de 1 metro de ancho.

   También se realizaron desagües pluviales, cordón cuneta, rampas de accesibilidad, bicisendas y señalización.


Comentarios