La ciudad
Sábado 12 de Agosto de 2017

Continúa en terapia intensiva la beba que se quemó con agua hirviendo

El hecho ocurrió el martes por la noche, poco antes de las 22, en una casa ubicada en Ayala Gauna al 8000, en la zona norte de Rosario.

La beba de seis meses que sufrió gravísimas quemaduras en el 30 por ciento de su cuerpo al caérsele encima agua hirviendo sigue en estado "crítico pero estable", continúa con "asistencia respiratoria mecánica", y los médicos la mantienen en terapia intensiva del Hospital de Niños Víctor J. Vilela. Así lo comentó la directora del tradicional centro de salud, Viviana Esquivel.

Teniendo en cuenta su situación, la pequeña seguirá siendo evaluada de cerca por los destacados profesionales en la unidad de máximos cuidados del Hospital Vilela, un auténtico referente de la salud infantil en la ciudad de Rosario y toda su zona de influencia.

Vale recordar que esta beba de seis meses sufrió quemaduras muy importantes en el 30 por ciento de su cuerpo. La caída de agua hirviendo por un accidente doméstico la trasladó directo al centro asistencial. Si bien la mecánica del episodio nunca estuvo muy clara, según trascendió, la criatura se habría quemado al derramarse el agua en la que se estaba hirviendo un pollo.

Las consecuencias inmediatas fueron tremendas y la pequeña debió ser internada en el Vilela. Médicos de esa entidad explicaron que la beba presentaba quemaduras en el 30 por ciento del cuerpo y se la ubicó en terapia intensiva.

El hecho ocurrió el martes por la noche, poco antes de las 22, en una casa ubicada en Ayala Gauna al 8000, en la zona norte de Rosario.

Ante este angustiante panorama, la madre de la beba declaró que momentos antes se encontraba dentro de su domicilio particular junto a su esposo y tres hijos: una de 10, otro de 3 y la beba de seis meses, que estaba dando vueltas con un andador.

La mujer declaró que en ese momento en la cocina estaba hirviendo pollo en una olla y que al salir al patio a tirar agua, escuchó los gritos de su esposo. La nena se había quemado gran parte de su cuerpo. Y con unos vecinos que se acercaron a colaborar, llevaron a la criatura hasta el hospital.

Comentarios