La ciudad
Domingo 06 de Abril de 2008

"Conocí la casa cuando estaba en su esplendor"

"Yo conocí esto cuando estaba en su esplendor", dijo Angel Baltuzzi mientras hojeaba las hojas embarradas de "Madame de Tencin", un texto francés del 1900 que estaba tirado en medio de los restos de la depredación de Villa Hume. En una recorrida junto a LaCapital, el ex legislador evocó los años de su infancia en que llegaba al lugar como vecino fascinado por ese micromundo de cultura, ideas y armonías.

  Baltuzzi dio la voz de alerta sobre la "lamentable depredación de un patrimonio histórico" en un intento por rescatar la memoria de quien considera un hombre que reunió liderazgo político junto a méritos académicos y literarios. "Por eso duele tanto olvido y tanta laceración de su memoria y de su legado cultural y patrimonial", aseguró con nostalgia.

  En su opinión, el llamado no debería pasar desapercibido para las autoridades. "Durante muchos años existió la posibilidad de salvar siquiera en forma parcial tan importante patrimonio, pero nadie quiso hacerlo, ni municipalidad, provincia o Nación", consideró.

  "Acá había un vitral donde daban los rayos del sol durante la tarde, era una atmósfera especial", evocó.

  "Sí, hubo una decadencia lenta por el paso del tiempo, pero todo esto se hubiera evitado si alguien hubiera tomado interés en conservar este patrimonio de la ciudad", explicó el ex legislador santafesino.

  Sobre el final de la tarde, el lugar se vuelve más sombrío, los pájaros comienzan un trinar de alboroto y la pequeña comitiva que llegó a Villa Hume el 28 de marzo toma las últimas fotos. Allí queda reducido a escombros y abandono uno de los sitios emblemáticos donde se orquestó la política de Santa Fe durante cincuenta años. Hoy, la realidad a nadie parece importarle demasiado.

Comentarios