La ciudad
Sábado 08 de Abril de 2017

Comenzaron a colocar grandes lomos de burro para evitar las picadas en zona norte

Las quejas de los vecinos eran recurrentes. Las masivas carreras ilegales de autos y motos se repetían debajo del puente a Victoria.

Tras las reiteradas picadas clandestinas en las calles situadas debajo del puente Rosario-Victoria, la Municipalidad comenzó ayer la construcción de lomos de burro en las trazas con el fin de impedir las carreras. Los vecinos de La Florida narraron a LaCapital el caos que reinó hasta el jueves pasado, con música a alto volumen, frenadas y caños de escape libre hasta la madrugada.

Ayer, máquinas viales se apostaron en diversos tramos de las calles que corren en paralelo al empalme del puente Rosario Victoria con Circunvalación. Los operarios esparcieron brea y material sobre la cinta asfáltica, dando lugar a varios "humptrack" o lomos de burro que tienen una longitud superior a los tradicionales, que resultan más elevados pero angostos.

Las obras ya habían sido anunciadas por el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago, tras una serie de encuentros con los vecinos de la zona.

"Nos comprometimos a concretar intervenciones urbanas para bloquear estas prácticas, por eso vamos a repetir lo que hicimos en calle Colombres (en el área conocida como El Serrucho) con unos lomos de burro más elevados", había indicado el funcionario.

Se trata de ocho retardadores de velocidad de todo el ancho de la calzada, de unos 13 centímetros de altura y de dos metros y medio de extensión. Se empezaron a colocar en las colectoras debajo del puente.

Hasta el mismo día de la huelga general, los vecinos tuvieron que padecer durante toda la madrugada "la movida" de las picadas clandestinas.

Refuerzo federal

Ahora, a pedido del municipio, Gendarmería será parte del patrullaje de esta zona, sumado a las intervenciones de la Municipalidad en Costa Alta, y el control de locales comerciales y gastronómicos.

"Con todo este paquete de medidas entre fuerzas federales, provinciales y el municipio consideramos que se podrá resolver. Nos tomaremos un tiempo y evaluaremos el impacto", señaló Zignago.

Fernando, uno de los vecinos de este sector de La Florida, comentó lo que ocurrió en las primeras horas del paro nacional del jueves pasado. "Arrancaron a la medianoche con la llegada de coches, motos y cuatriciclos. Se llenó de gente que tomaba alcohol y ponía la música muy fuerte desde el baúl de los autos hasta las 5 de la mañana. En medio de todo esto, los autos y motos corrían carreras, con escape libre, frenadas, gritos, corridas. Había coches muy preparados con gente de alto poder adquisitivo y motitos 110 sin patente. Fue tierra de nadie", resumió el vecino, que espera que esa historia no se repita.

Comentarios