La ciudad
Sábado 11 de Marzo de 2017

Clausuran una empresa de Fighiera por contaminar las napas y provocar enfermedades

La comuna dictó el cese de actividades de la planta de la firma Worms dedicada al tratamiento de residuos. Vecinos hicieron reiteradas denuncias

La comuna de Fighiera dictó el cese de actividades de la empresa Worms SA a partir del 3 de marzo pasado, tras el reclamo de un grupo de vecinos linderos a la planta de tratamiento de residuos que la empresa explota en esa localidad ubicada 40 kilómetros al sur de Rosario.

   La preocupación está centrada en la posible contaminación de las napas de agua y la aparición de extrañas afecciones respiratorias y cutáneas entre los niños de la zona por causas que se sospecha están vinculadas a la actividad de esa empresa.

   Desde agosto el año pasado, los vecinos vienen denunciando el ingreso de camiones que vienen desde otras localidades en horas de la noche y el vertido de líquidos, de procedencia y características que se desconocen, en las piletas a cielo abierto ubicadas dentro del predio, las que emanan olores nauseabundos.

   También el presidente de la Cooperativa de Agua de Fighiera, Pedro Pannelli, había denunciado esta situación irregular ante las autoridades provinciales, pero sin resultados.

   A una semana de haber presentado una nota en la comuna exigiendo su clausura, los vecinos se convocaron en las puertas de la empresa informados sobre una posible inspección del Ministerio de Medio Ambiente de la provincia, lo cual finalmente no ocurrió.

   Sin embargo, durante la manifestación el presidente comunal de Fighiera, Rodolfo Stangoni, los anotició de la medida adoptada por la comisión comunal, casi al mismo tiempo en que la empresa y la cartera medioambiental provincial eran notificados del cese de la habilitación.

El agua potable en peligro

El predio de Worms SA se encuentra ubicado en la zona rural, sobre el camino público que va al Barrio de la Costa y que centenares de personas transitan diariamente para llegar al ejido urbano. A escasos cien metros de la planta, también se encuentra ubicada una de las bombas que provee de agua potable a la localidad a través de la cooperativa.

   Según indicó Stangoni, "desde el año pasado tenemos problemas con esta empresa, que sin tener el estudio de impacto ambiental presentado, hacía ingresar camiones con líquidos a la planta".

   "Nosotros hemos respetado todos los parámetros y formalismos que nos corresponden como comuna, pero Medio Ambiente no ha hecho lo mismo. Otorgaron una autorización provisoria vigente desde el 17 de enero al 17 de abril de este año que permite el ingreso de un camión con líquidos por día y eso nunca se respetó", expresó el jefe comunal. En este sentido, los vecinos afirman haber registrado el ingreso de hasta 15 camiones diarios.

   Desde que se adoptó la medida, ya no ingresan camiones con líquidos a la empresa pero el personal sigue trabajando. Mientras tanto, el titular de la firma, Gustavo Calamari, adelantó que iniciará una demanda contra la comuna y opinó que la medida anunciada por Stangoni "es una aberración jurídica".

   Ahora, la comuna está abocada a encontrar otro destino a los residuos sólidos de la localidad de Fighiera que hasta el lunes, eran procesados por la clausurada Worms.

   Tanto los vecinos como el propio presidente comunal, advirtieron que durante las últimas dos semanas hubo movimiento de tierra dentro de la planta para tapar los derrames que se realizaron en todo este tiempo.

   "La decisión de parte de la comuna, es definitiva. A partir de este momento, lo que debe hacer la empresa es levantar todas sus cosas e irse de Fighiera porque ya no tienen más habilitación", dijo Stangoni.

   "En los papeles los representantes de la empresa dicen una cosa y luego hacen otra, pero esto se terminó", sentenció.


Emilse Cecchi


Comentarios