La ciudad
Martes 04 de Abril de 2017

Citaron a declarar al jefe de la UR II tras el polémico operativo en el barrio Toba

Marcelo Villanúa deberá presentarse hoy en la Fiscalía. Además, se abrieron causas contra efectivos que participaron del hecho

El fiscal que investiga el accionar que tuvo la Policía el domingo a la mañana en el barrio Toba de la zona oeste ordenó que el titular de la Unidad Regional II, Marcelo Villanúa, preste hoy declaración testimonial, y abrió causas a los detenidos y a los efectivos que participaron del operativo.

El jefe policial brindó ayer una conferencia de prensa en la que expuso lo que ya había adelantado LaCapital en su edición de ayer: para él, no hay discusión, sino que se trató de un procedimiento de rutina en el que los policías se transformaron en víctimas de una turba de vecinos que los agredió cuando quisieron identificar a un grupo de personas.

Y si bien durante la conferencia quiso relativizar esa posición al sostener que "el delito está siendo investigado por la Justicia", en seguida volvió a su teoría inicial.

Desde el comienzo, el fiscal Gustavo Ponce Asahad se mostró cauto respecto de las afirmaciones respecto de lo que había ocurrido y siempre aclaró que se encontraba frente a dos relatos opuestos: el de los vecinos que denuncian un accionar violento de la Policía, y el de las fuerzas de seguridad que justifican el modo en el que se manejaron.

Según el fiscal, los dichos de Villanúa respecto a la mecánica con la que se desarrollaron los hechos no coincide con las declaraciones que realizaron los uniformados que participaron del procedimiento, y por eso lo citó hoy en la sede del Ministerio Público de la Acusación para que preste declaración.

"Yo no voy a confrontar (con Villanúa), pero atento a lo que manifiesta y he advertido en los medios, ordené que se lo cite en Fiscalía para que ratifique o rectifique sus dichos. Puede tener información muy interesante", sostuvo el fiscal.

La investigación

Por la Fiscalía de Montevideo al 1900 pasaron más de 50 personas a las que se les tomó declaración testimonial. A la causa que el domingo el fiscal Gustavo Ponce Asahad inició contra el médico policial que revisó a las personas detenidas en la comisaría 19ª, Héctor V., por no registrar los golpes y heridas que presentaban algunos de los detenidos, ayer se sumaron otras.

A los dos policías del Comando Radioeléctrico que llegaron primero al barrio y que dieron inicio al operativo, Víctor H. y Walter B., se les formó una causa por el delito de apremios ilegales. "Fueron los que se sumaron al procedimiento de rutina que desembocó en esta situación", explicó ante la prensa Ponce Asahad.

El fiscal mencionó a otros cuatro miembros de Comando Radioeléctrico que se sumaron al operativo: Ayelén S., Fabián B., Oscar V. y Estela C. Desde el MPA no se descarta que se inicien causas contra ellos.

Volvió a remarcar que permanecen en contacto con la Fiscalía de Violencia Institucional, a cargo de Karina Bartocci.

También se iniciaron causas contra las 14 personas de la comunidad Qom detenidas anteayer por el Comando Radioeléctrico, que habían sido trasladadas a la comisaría 19ª y que en la noche del domingo recuperaron su libertad.

Once son investigados por el delito de resistencia a la autoridad. A los otros tres, Fernando C., Juan Pablo C., y Matías L., se les iniciaron causas por tenencia de arma de fuego de uso civil.

Una de las principales críticas que desde el Ministerio de Seguridad y de la Policía realizaron contra el trabajo del fiscal es que haya dejado en libertad a las personas que, según el acta policial, habían sido detenidas con armas de fuego en su poder, y que cuentan con antecedentes policiales por otros delitos.

Comentarios