La ciudad
Domingo 03 de Mayo de 2009

Circulan en Mendoza los troles que no llegaron a Rosario

Quienes impulsaron la renovación de la flota de trolebuses de la línea K y el resurgimiento de un servicio que recorrería la ciudad de norte a sur con unidades provenientes de Canadá miran de reojo a los rodados que desde el jueves circulan por Mendoza. Es que los 80 troles que ahora son parte de la flota de la capital cuyana estuvieron a punto de ser adquiridos...

Quienes impulsaron la renovación de la flota de trolebuses de la línea K y el resurgimiento de un servicio que recorrería la ciudad de norte a sur (como la ex línea M) con unidades provenientes de Canadá miran de reojo a los rodados que desde el jueves circulan por Mendoza. Es que los 80 troles que ahora son parte de la flota de la capital cuyana estuvieron a punto de ser adquiridos por la Municipalidad de Rosario, que en agosto de 2008 rechazó la operación por problemas financieros.

  En febrero de 2007 una comitiva oficial encabezada por el intendente Miguel Lifschitz llegó a San Francisco (Estados Unidos), desde donde el jefe municipal anunció su intención de crear un corredor de troles norte-sur con unidades que se iban a adquirir a la ciudad de Vancouver, Canadá.

  Fue en el marco de una reunión con el director del ente metropolitano de San Francisco, el rosarino José Luis Moscovich, quien facilitó las gestiones. Se trataba de 80 unidades modelo 1983, que quedarían en desuso pero en buenas
condiciones.

  Es más, en marzo de 2008 se firmó un convenio entre la Municipalidad y la Secretaría de Transporte de la Nación para impulsar el corredor que uniría Villa Gobernador Gálvez y Granadero Baigorria. Por ese acuerdo llegaría un subsidio de 2,5 millones de pesos para estudiar y confeccionar un plan de factibilidad del transporte para el área metropolitana.

  Pero imprevistamente el secretario de Servicios Públicos, Gustavo Leone, argumentó a La Capital en agosto de 2008 que Rosario no iba a hacer la adquisición "por problemas financieros". El Ejecutivo debía invertir 6,5 millones de dólares en la compra, flete, infraestructura y puesta a punto. Según los números oficiales, unos 80 mil dólares por unidad.

  Desde el jueves, 30 troles transitan por las calles de Mendoza, que a corto plazo incorporará al sistema otros 60.

  A modo de festejo y estreno, en esa ciudad hasta se dieron el lujo de transportar gratis a los pasajeros. l

Comentarios