La ciudad
Domingo 26 de Febrero de 2017

Cinco mujeres siguen en terapia y dos están con riesgo de vida

De las 34 personas internadas el viernes, 13 fueron dadas de alta, 8 están en observación, y otras 8 se trasladaron al sector privado.

Con dos mujeres en estado crítico y con pronóstico reservado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), una tercera también en cuidados intensivos que espera ser operada; y otras dos en el Hospital Provincial que, si bien tienen lesiones múltiples, evolucionaron en las primeras 24 horas con un buen pronóstico, son cinco los heridos del siniestro de la ruta 33 que revisten mayor gravedad. Del resto de los 34 pacientes que el viernes fueron evacuados de los micros, gran parte fue dado de alta, otros trasladados a efectores del sector privado y están los que permanecen en salas comunes.

   Tanto la evolución de los pasajeros que sobrevivieron al choque como los dispositivos de salud mental y de desarrollo social que se pusieron en marcha desde los gobiernos provincial y municipal, fueron detallados ayer por la autoridades sanitarias de los dos niveles del Estado, junto con el gobernador Miguel Lifschitz en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemar).

   La subsecretaria de Salud municipal, Silvia Marmirolli, dio la información global de los pacientes e indicó que "de los 34 heridos que la red municipal y provincial recibieron, y que fueron alojados en efectores públicos, 13 fueron dados de alta" el mismo viernes y en la primera hora de ayer.

   Otros 13, indicó la funcionaria, permanecen internados en diferentes hospitales —Heca, Provincial, Centenario, Eva Perón y Carrasco fueron los que más víctimas recibieron—, de los cuales cinco están en estado crítico, asistidos en las áreas de terapia intensiva. Además, ocho fueron derivados al sector público través de sus obras sociales.

Casos críticos

Los dos cuadros de mayor gravedad y que aún están con pronóstico reservado son los de las mujeres, una de unos 25 años y otra de unos 35, que el día del siniestro ingresaron a través de la guardia del Heca como NN y que recién varias horas más tarde pudieron ser identificadas.

   Se trata de los casos de María Belén Genga, la más joven, y Gianella Fernández, ambas internadas en terapia intensiva con asistencia mecánica respiratoria y con pronóstico reservado. Es más, Gianella, de unos 35 años, viajaba desde Rosario hacia Zavalla con Joana, su hermana de 20 años, que se cuenta entre las víctimas fatales del siniestro.

   "En estas dos pacientes los cuadros son muy graves, ambas fueron operadas, pero tienen múltiples lesiones, como fractura en la base del cráneo, fractura de costillas, así como también de miembros superiores como inferiores, y fractura de pelvis, aparte de p estallido de vejiga y desgarro hepático", detalló el director del Heca, Néstor Marchetti, al resumir las heridas de las mujeres.

   En tanto, la tercera paciente alojada en la terapia intensiva presenta también múltiples fracturas, traumatismo cerrado de tórax y de abdomen, pero está despierta y estable, y los médicos esperan la evolución de por lo menos 48 horas para poder intervenirla.

   Con pronósticos más alentadores, están aún en la terapia del Hospital Provincial María Agustina Barci y Ana Lioneni, que ingresaron con traumatismos de tórax y abdomen, con compromiso de órganos internos. Ambas están estables hemodinámicamente, detalló la directora del efector, Lorena Botta, y señaló que Ana debió ser intervenida ante un sangrado del baso.

Asistencia

A la atención en la emergencia y el seguimiento de la evolución de los pacientes, las autoridades sanitarias y el propio gobernador también hicieron hincapié ayer en los dispositivos de salud mental de seguimiento, contención y acompañamiento tanto de las familias de las víctimas fatales como de los heridos. Y el propio Lifschitz detalló que "se dispuso un equipo del Ministerio de Desarrollo Social para que permanezca en contacto con las familias de los heridos para asistirlos en todas sus necesidades, como alojamiento y ayuda económica, y lo que requieran".

   El viceministro de Salud de la provincia, Federico Fiorilli, detalló que con el área de Desarrollo Social "se trabaja en mejorar el alojamiento, alimentación y traslados de los familiares".

Comentarios