La ciudad
Martes 08 de Agosto de 2017

Científicas rosarinas logran un avance clave en salud animal

Dos investigadoras del Conicet Rosario desarrollaron un análisis genético que busca bajar la incidencia de una enfermedad en una raza de perros. Se trata de la meningoencefalitis necrotizante, una patología autoinmune frecuente en caninos de raza Pug, de contextura pequeña y trompa achatada.

Dos investigadoras del Conicet Rosario desarrollaron un análisis genético que busca bajar la incidencia de una enfermedad en una raza de perros. Se trata de la meningoencefalitis necrotizante, una patología autoinmune frecuente en caninos de raza Pug, de contextura pequeña y trompa achatada.

Esta afección produce la inflamación del sistema nervioso central y presenta síntomas como convulsiones, ceguera, letargia y comportamientos extraños como caminar en círculos o apoyar la cabeza contra la pared.

En la actualidad no existe un tratamiento para curar esta afección y la única forma de prevenirla es evitar cruzar progenitores que generen una descendencia portadora de los genes mutados en doble dosis, es decir, que lo herede del padre y de la madre. Seleccionar las parejas adecuadas para bajar la incidencia de esta enfermedad es un desafío para los criaderos de la raza.

En Rosario, según se comunicó oficialmente en el portal de noticias del Conicet, las investigadoras asistentes del organismo en el Centro de Estudios Fotosintéticos y Bioquímicos, Gabriela Müller y Clarisa Alvarez, diseñaron un test que permite detectar si los perros Pugs portan o no la mutación, para poder cruzarlos de tal forma que la descendencia tenga menos posibilidades de desarrollar la patología.

En promedio, uno de cada ocho perros Pugs desarrolla esta patología y la prevalencia de la afección es mayor en hembras que en machos, y en ejemplares claros que en oscuros.

Comentarios