La ciudad
Viernes 02 de Junio de 2017

Cerró el Sanatorio Saladillo y es incierto el futuro de sus empleados

El Sindicato de la Carne le rescindió el contrato de locación del inmueble que ocupaba en la zona sur. Tiene una deuda de 2,5 millones de pesos

El Sindicato de la Carne rescindió el contrato de locación al grupo Medicina Ambulatoria SA (Masa), que gerenciaba el Sanatorio Saladillo, cuyo inmueble de la zona sur pertenece al gremio. De diciembre a esta parte, la deuda ascendió a 2,5 millones de pesos entre canon de locación, falta de prestaciones a los afiliados y deudas de servicios. Una treintena de empleados que ayer se presentó en su lugar de trabajo se encontró con que el centro de salud ya no estaba funcionando, pero no había recibido notificación alguna de la empresa, que además adeuda sueldos en este centro de salud y otros que posee en el Gran Rosario.

Según indicó el secretario de Acción Social del Sindicato de la Carne de Rosario, Emilio Canteros, hace un año y medio el gremio firmó un convenio con Eduardo Paquez, uno de los dueños de Masa, para que se hiciera cargo de la explotación del Sanatorio Saladillo —ubicado en Arijón 145— y brindara prestaciones a los 4.500 afiliados y sus grupos familiares.

"A partir de diciembre del año pasado Masa empezó con problemas financieros y económicos y dejó de prestar la mayoría de los servicios", explicó el gremialista, quien detalló que se dejó de brindar cualquier prestación que requiriera un mínimo de complejidad.

Hace unos días, los dirigentes nacionales del gremio resolvieron rescindir la prestación de las cápitas de la obra social y de la locación del sanatorio por la deuda millonaria acumulada. Según Canteros, el titular del grupo Masa nunca accedió a reunirse con el gremio para tratar la situación.

La deuda con el sindicato bordea los 2,5 millones de pesos, sumando la falta de pago de impuestos, la no cancelación del canon mensual y la falta de prestación a los afiliados. Dentro de ese monto se cuentan los 280 mil pesos de deuda con la EPE.

Con cobertura

Desde el sindicato explicaron que sus afiliados no se quedarán sin prestaciones. El objetivo del gremio es que, antes de que finalice junio, en el edificio que Masa liberó comiencen a funcionar algunos consultorios externos para mantener allí un primer nivel de atención, además de un laboratorio de análisis y radiología.

Jorge Stange, miembro del sindicato y concejal de la localidad de Villa Gobernador Gálvez, detalló que para las prestaciones de mayor complejidad, las internaciones y el servicio de pediatría, se establecieron convenios con el Sanatorio Rosendo García, de la UOM (3 de Febrero 754), y los sanatorios Plaza y Los Alerces.

Respecto del futuro del sanatorio, Canteros dijo que por el momento no hay interesados en gerenciarlo.

Comentarios