La ciudad
Viernes 12 de Mayo de 2017

Cerraron el archivo de la Municipalidad por la presencia de roedores

Los empleados denunciaron la presencia de excremento de roedores, un hecho que constató la Dirección de Control de Vectores.

El archivo de la Dirección General de Personal del municipio, que funciona en el edificio del Correo, fue cerrado ayer luego de que los empleados denunciaron la presencia de excremento de roedores, un hecho que constató la Dirección de Control de Vectores. La Secretaría de Salud implementará medidas de prevención, como es la vacunación del personal contra la fiebre hemorrágica y el estado de alerta ante cualquier síntoma que puedan presentar en los próximos días.

El archivo funciona en el cuarto piso del histórico edificio de Buenos Aires y Córdoba. Allí se resguardan los legajos de los más de 13 mil trabajadores. "Están todas las novedades, licencias, ascensos, nacimientos de los hijos, los períodos de maternidad de las mujeres y los documentos de jubilados, y va creciendo año a año", detalló Sergio Rodríguez, integrante de la comisión directiva del Sindicato de Empleados Municipales.

En el lugar trabajan tres personas, pero una veintena está a pocos metros en oficinas contiguas y, según detalló el dirigente, los dos pisos de abajo están desocupados desde hace años, lo que podría favorecer la aparición de los ratones. El papel comido y los excrementos fueron la señales de alarma que encontraron quienes trabajan en ese cuarto piso. Además, el gremio planteó que "se lleve adelante un proceso de digitalización del área".

La Secretaría de Salud Pública está trabajando en contacto con los dirigentes del Sindicato Municipal para que los empleados tengan la información necesaria ante cualquier signo de alerta o síntoma.

La responsable del área de Información de Salud, Analía Chumpitaz, detalló que "ya se entregó material informativo para que los trabajadores conozcan las medidas de prevención y los signos de alarma, y la semana próxima se va a trabajar en completar los esquemas de vacunación del personal, fundamentalmente a través de la inoculación de la vacuna contra la fiebre hemorrágica".

Sobre los riesgos, detalló que "cada tipo de roedor puede transmitir ciertas enfermedades y no todas, y no siempre el riesgo es el mismo para todas las personas", y anticipó que se les detallaron "los síntomas a los que deben estar alertas, que son la fiebre, y los dolores musculares y articulares".

Comentarios