La ciudad
Lunes 04 de Septiembre de 2017

Cambiemos insiste en unificar el régimen de licencias de taxis en Rosario

Los concejales Alejandro Rosselló y Martín Rosúa entienden que la solución sería la unificación de los regímenes de licencias existentes.

Los concejales Alejandro Rosselló y Martín Rosúa insisten que hay que modificar la normativa general del servicio de taxis en la ciudad, con el objetivo de "garantizar el sostenimiento de las fuentes laborales y mejorar las condiciones generales de prestación" de dicho servicio.

   Ambos ediles manifestaron su oposición a la caducidad de 500 licencias de taxis prevista por el Municipio y aprobada por el Concejo en 2007, entendiendo que la solución sería la unificación de los regímenes de licencias existentes.

   En tal sentido, lo concejales remarcaron que "no puede haber tres regímenes distintos, y menos si uno es a perpetuidad y con licencias transferibles, y los otros dos son por plazos e intransferibles. Debemos unificar todos en régimen original y al no haber personas en lista de espera, no vemos motivos para no renovar las licencias. Si efectivamente caducan estas chapas quedarían más de 1.000 familias en la calle y es algo inadmisible para la ciudad".

   Por tal motivo, ambos proponen "incorporar definitivamente al sistema de taxis las 500 unidades que funcionan bajo el régimen jurídico de derecho de explotación, y que vencen durante 2017". De esta manera, en lugar de quedar sin efecto, las personas comprendidas bajo esta figura pasarían a convertirse en titulares de licencias de taxis.

   Asimismo, los concejales también prevén que "se solicite la justificación de origen de fondos a todo aquel aspirante a licencias de taxis en Rosario, a los fines de garantizar transparencia en las adjudicaciones futuras".

   Además, estipulan que se establezca una valuación fiscal de cada licencia equivalente a dos tasas de transferencias vigentes.

   Por último, Rosúa y Rosselló propusieron que "a futuro se debata la unificación del modelo de auto que prestará el servicio de taxi a los fines de realizar licitaciones con las casas matrices y bajar los costos de los automóviles, tal como se llevó a cabo con éxito en otras ciudades".

   Los concejales del oficialismo y la oposición hasta ahora sólo se pusieron de acuerdo en mayo pasado para establecer una prórroga de 90 días a partir para estas 500 licencias de taxis que comenzaron a vencer, progresivamente, desde fines de mayo pasado.

   Desde principios de año, las cámaras de titulares de licencias habían advertido que a mediados de 2017 vencían las 500 chapas que había otorgado el municipio por una década en 2007. Los salientes adjudicatarios también plantearon su preocupación ante la posible no renovación de las licencias.

Comentarios