La ciudad
Viernes 24 de Marzo de 2017

Buscan poner fin a las picadas de motos y autos debajo del puente a Victoria

Tras las quejas de vecinos, el municipio instalará grandes lomos de burro en toda la zona y analizan colocar videocámaras.

En un encuentro entre funcionarios de la Secretaría de Control del municipio y vecinos de la zona norte, se acordó que en 30 días culminará un plan que le pondrá fin a las picadas de motos y autos bajo el puente a Victoria. "Dentro de un lapso de un mes se abrirá la licitación para construir dos enormes lomos de burro en cada colectora de la avenida. Las picadas van a desaparecer de allí, pero no somos ingenuos, probablemente se corran hacia otro lado. El rugir de los motores no se escuchará en este espacio verde", afirmó el titular de la dependencia municipal, Gustavo Zignago. El anuncio surgió en paralelo a un pedido realizado por la concejal Norma López, que había pedido barreras físicas en las trazas y cámaras de videovigilancia.

Los vecinos que viven en torno al parque de la Cabecera (entre el límite norte de Rosario y Granadero Baigorria) se reunieron con los funcionarios para insistir en las denuncias por la realización de picadas clandestinas en las colectoras que hay debajo del puente a Victoria. El lugar se poblaba de motos y autos que corrían en las líneas rectas de estas trazas, mientras gran parte del público se asentaba con reposeras y equipos de música en los costados".

"Nos comprometimos a concretar intervenciones urbanas para bloquear estas prácticas, por eso vamos a repetir lo que hicimos en calle Colombres (en el área conocida como El Serrucho) con unos lomos de burro más elevados", destacó Zignago. Serán retardadores de velocidad hechos de cemento a lo largo de todo el ancho de la calzada, de unos 13 centímetros de altura.

El combo de medidas anunciadas por el municipio incluye una reunión con el Ministerio de Seguridad santafesino.

En esta zona usada como "picódromo" se incautaron en las últimas semanas 300 motos. Sin embargo, las autoridades asumen que el control en este sector resulta complejo por la facilidad de fuga en medio del espacio verde que desata la presencia de inspectores.

Desde el Concejo, López planteó su preocupación tras tomar contacto con los vecinos. "Esperamos que el oficialismo tenga voluntad política de avanzar con un reclamo antíquisimo para Rosario", planteó en referencia a las barreras contra las picadas, al tiempo que también solicitó la colocación de cámaras de videovigilancia en la zona. Sobre este punto, Zignago planteó que será un tema a "revisar". En tanto, la concejala kirchnerista recordó que el Ejecutivo aún no ha hecho nada al respecto del "Parque de la Cabecera", ubicado en los predios debajo de la traza de Circunvalación desde la rotonda de Rondeau hasta el Paraná, "que fue votado y aprobado en un concurso de ideas, en el marco de recuperación como área de uso público del suelo". En agosto de 2014 una niña de 5 años fue atropellada por una moto que corría picadas. La nena, que caminaba junto a su madre embarazada de siete meses y a su abuela, sufrió heridas en el rostro y diversos golpes, cuando fue embestida en por una moto en ese lugar.

Se ubicarán a lo ancho de la calzada sobre las dos colectoras y serán más elevadas que los lomos de burro

Comentarios