Amenazas de bomba
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

Ayer hubo sólo dos amenazas de bomba en escuelas

Los llamados obligaron a realizar operativos en la Escuela Mazza y el Nacional Nº 2. El dato contrasta con los 41 hechos del 1º de septiembre

El efecto Tribunales parece haber surtido efecto, al menos por ayer. Hasta las 19 fueron sólo dos las falsas amenazas de bomba que modificaron la vuelta a clases, tras el Día del Maestro. Los llamados obligaron a realizar operativos en torno a la escuela Salvador Mazza (Salta 2560) y el Nacional Nº 1 (9 de Julio 80). El 1º de septiembre hubo 41 llamadas al 911 en tan sólo 24 horas.

La expectativa estaba puesta ayer en el regreso a las aulas tras el feriado por el Día del Maestro. Por eso, las autoridades escolares, los funcionarios municipales, provinciales y responsables de la cartera educativa tenían posada su mirada en el comportamiento del alumnado tras la audiencia imputativa del viernes pasado.

Es que en Tribunales, dos madres y un joven de 20 años fueron llevados al banquillo de los acusados por el fiscal Gustavo Ponce Asahad, quien los acusó de intimidación pública (un delito que prevé penas de 2 a 6 años).

Como consecuencia de la evidencia presentada (en la que figuraba el listado de llamados y la titularidad de las líneas telefónicas), el juez Carlos Leiva les imputó el delito de intimidación pública a Silvina Guadalupe B. y Carla Lorena M., madres de adolescentes que cursan sus estudios en la Técnica Nº 431 (Entre Ríos al 100) y la ex Técnica Nº 5, de Corrientes al 600.

A su vez, el juez actuante también hizo lo propio con Eber Hugo A., un joven de 20 años que estudia en la Técnica Nº 468 Luis Laporte.

Luego de la repercusión pública y mediática de los tres casos, el efecto se hizo sentir. La titular de la Brigada de Explosivos, Soledad Ocampo, informó que hasta las 19, se registraron sólo dos nuevos casos de llamadas intimidatorias a instituciones educativas.

Como ya ocurrió la semana pasada, en la Escuela Mazza, que se encuentra lindera a la Almafuerte (Salta al 2500), justo cuando se estaba por celebrar un plenario de delegados del gremio Amsafé (el gremio docente), decenas de chicos tuvieron que ser evacuados a la calle. Y una vez más, las maestras debieron hacer malabares para contener a sus alumnos en una situación riesgosa.

Los datos contrastan y hablan por sí solos. De 41 llamadas registradas el 1º de septiembre, ayer hubo dos. Además del "frente judicial", se pusieron sobre la mesa las acciones que en conjunto habían comenzado los ministerios de Educación y Seguridad para abordar esta problemática.

Aparte de las charlas educativas y de concientización que muchos docentes emprendieron para volcar esta problemática a las aulas, no se descarta que haya incidido una promesa que el propio Ministerio de Educación santafesino que se presentará como perjudicado ante la Justicia y, por medio de una acción civil, reclamará una indemnización por los costos de cada operativo.

Cautela y expectativa

La Fiscalía a cargo de Gustavo Ponce Asahad eligió ayer la cautela y el trabajo en silencio en el marco de las investigaciones para dar con más responsables de haber producido llamados intimidatorios. Hasta las semana pasada, se identificaron 50 en el marco de 300 comunicaciones con origen falso. La inversión pública para afrontar los operativos fue ya de 5,3 millones.

Comentarios

Últimas Noticias