La ciudad
Sábado 02 de Septiembre de 2017

Avanza un plan que fija normas para extremar medidas a la hora de realizar tatuajes

La Cámara de Senadores provincial aprobó un proyecto que establece pautas sanitarias con la finalidad de prevenir enfermedades

La Cámara de Senadores aprobó un proyecto de ley de Eduardo Rosconi cuyo objeto es establecer normas sanitarias básicas para la práctica de tatuajes, perforaciones, micropigmentación y otras de naturaleza similar, con la finalidad de prevenir enfermedades y proteger la salud tanto de quienes opten por estas prácticas como de las personas que las realizan.

El legislador por Caseros explicó que los tatuajes y piercings "forman parte del arte de la decoración del cuerpo, que incluye una serie de técnicas más o menos agresivas, que en su mayoría son permanentes y aunque parezca algo sólo actual son prácticas muy antiguas, empleadas por distintas culturas con fines muy variados: estéticos, religiosos, marca de identidad o de pertenencia a un determinado grupo.

Técnicamente, el tatuaje es un dibujo permanente realizado en la piel mediante pequeñas agujas que inyectan pigmento. Al realizarse, pueden producir dolor, especialmente en zonas donde la piel está cerca del hueso, además de infecciones leves o reacción alérgica en la zona.

También algunas personas tienen tendencia a que se formen cicatrices gruesas, llamadas queloides. En otros casos, cuando no se emplean las precauciones necesarias y no se utiliza material estéril, se pueden introducir bacterias y virus en la sangre, incluyendo los virus de la hepatitis B y C (que pueden causar hepatitis crónica y cáncer de hígado) o el VIH o virus que causa el sida.

El piercing consiste en perforar con agujas u otros instrumentos punzantes, la piel, mucosas u otros tejidos, para colocar en la abertura obtenida una pieza de joyería, u otro objeto decorativo, en partes del cuerpo muy variadas.

No es una técnica exenta de riesgos, sino que los efectos indeseados son frecuentes: hemorragia, inflamación e infecciones bacterianas, además de otras cuestiones.

"Es conveniente que estas técnicas tengan un control del Estado que garantice las mínimas condiciones de higiene, sanidad y seguridad, respecto de la persona que lo realiza, el lugar y los elmentos utilizados. Todo el material que se utilice debe ser esterilizado y preferiblemente desechable", dijo. Y sumó: "Hay que utilizar agujas y tintas de un solo uso. Todos los instrumentos deben estar esterilizados y guardados en envases estériles hasta su uso. El profesional debe lavar bien las manos y ponerse guantes quirúrgicos. No deberá tocar nada más que el propio material y la zona del cuerpo donde trabaja".

precaución. Quieren extremar medidas para hacer la práctica.

Comentarios