La ciudad
Jueves 07 de Septiembre de 2017

Avanza investigación por irregularidades sobre dos fiscales

Se trata de Sebastián Narvaja y Adrián Mac Cormack. El fiscal Carlos Covani se llevó ayer documentación de sus despachos

El fiscal de Investigación y Juicio, Carlos Covani, se llevó ayer documentación de las fiscalías que conducen Sebastián Narvaja y Adrián Mac Cormack, en el marco de una causa que busca dilucidar si ambos integrantes del Ministerio Público de la Acusación cometieron algún delito al investigar irregularidades contra efectivos de la comisaría 19ª.

La denuncia contra los fiscales había sido presentada por los abogados penalistas, Paul Krupnik y José Nani, quienes le solicitaron al fiscal regional, Patricio Serjal, que investigara si los funcionarios habían incurrido en irregularidades en el marco de una causa que terminó condenando al jefe de esa comisaría por extorsión, falsedad ideológica e incumplimiento de los deberes de funcionario púbico.

En tal sentido, Covani se presentó ayer en las oficinas de Narvaja y Mac Cormack y solicitó que le remitieran toda la documentación relacionada con esa causa. Según consignó el funcionario judicial, en un plazo de dos o al menos tres semanas, podrá determinar si de las actuaciones surgen indicios que impliquen la apertura o no de una causa.

"Ambos fiscales me remitieron toda la documentación sin inconvenientes y ahora la analizaremos para ver si se cometió algún delito en el marco de esa investigación", explicó Covani a La Capital.

La denuncia impulsada por los abogados Krupnik y Nani pone la lupa en una grabación de una declaración que los fiscales les tomaron a las víctimas de un tiroteo registrado en jurisdicción de la comisaría 19.

Los letrados habían señalado que en esa declaración los fiscales les pidieron a las víctimas de este tiroteo que brindaran su consentimiento "para lograr un acuerdo" que permita que al autor material del ataque se le aplique "una reducción de pena, que es lo que sucedió, y en vez de buscarle la figura de tentativa de homicidio se lo terminó condenando a una pena de tres años en suspenso por lesiones graves".

Detrás de esa maniobra, remarcan los abogados, estaba la intención de los fiscales de que el agresor revelara que en la comisaría le habían pedido dinero, y poder accionar así contra los efectivos.

En el Senado

Paralelamente, el Senado provincial también solicitó hace 20 días a la comisión de Acuerdos de la Asamblea Legislativa que investigue la presunta comisión de delitos por parte de los fiscales Narvaja y Mac Cormack.

El hecho que cuestionan los senadores departamentales sucedió en marzo de 2014. Ese día, un delincuente que pasaba en moto disparó e hirió a dos personas en Espinillo y bulevar Seguí. El agresor se dio a la fuga, pero fue interceptado por la policía. Más tarde, los uniformados le habrían exigido 28 mil pesos para dejarlo en libertad. De acuerdo a la información en poder de los legisladores, los fiscales orquestaron una supuesta maniobra para poder ir contra los policías de la comisaría 19.

cuestionado. Sebastián Narvaja (de lentes), uno de los investigados.

Comentarios