La ciudad
Lunes 25 de Enero de 2016

Aseguran que los alquileres crecieron menos que los salarios

Inquilinos. La federación que agrupa al sector realizó un estudio comparativo de precios relativos de los últimos seis años. Salen al cruce de otros informes.

Mucho se ha dicho sobre el comportamiento de los valores de las locaciones y sus incrementos en los últimos tiempos y por ello desde la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (Fira) realizaron un estudio de precios relativos en los últimos seis años (de enero de 2010 a diciembre de 2015) en el que que señala que los valores de los alquileres de unidades residenciales de un y dos dormitorios en el interior del país se incrementaron por debajo de los costos de reposición de las viviendas y del nivel de incrementos de los salarios.

El presidente de Fira, Javier Grandinetti, explicó que "la merma en la capacidad de pago de los locatarios se debe a aumentos superiores en otros gastos que deben afrontar y principalmente en productos de la canasta básica" y no por la suba de los alquileres.

"Preocupa los deficientes diagnósticos en los comportamientos de precios del sector que fomentan enfrentamientos artificiales entre locadores y locatarios, que complican la búsqueda de soluciones habitacionales reales a quienes lo necesitan en la actualidad", cuestionó el directivo los recientes informes dados a conocer por organizaciones, como la Concejalía Popular, que relevan del mercado inmobiliario aumento de los alquileres del 30 por ciento interanual (y casi un 70 por ciento bianual).

Grandinetti señaló que la federación que conduce relevó que en el territorio analizado "no se produjeron cambios en los porcentajes de honorarios y gastos cobrados a los locatarios o inquilinos en los últimos 10 años, a excepción de los impuestos a los sellos incrementados en algunas provincias como la de Santa Fe".

Además, aseguró, que el requerimiento de garantías "se continúa flexibilizando permanentemente (mientras desde Fira se continúa en la búsqueda de soluciones definitivas), dado que a principios del período analizado se requería como condición inflexible de garantía de contrato dos propiedades en un 85 por ciento de los casos y en la actualidad ese requisito se solicita en el 40 por ciento de los casos". Las garantías propietarias faltantes se fueron reemplazando por recibos de sueldos u otras formas de garantía, que comienzan a ser aceptadas por los locadores a partir del asesoramiento de los corredores inmobiliarios.

El directivo de Fira señaló que "el sector mantiene su preocupación permanente en la búsqueda de soluciones habitacionales para quienes hoy la requieren y que son una de las partes imprescindibles para llevar adelante nuestro ejercicio profesional y por ello presentó distintos proyectos a las autoridades de los diferentes gobiernos nacionales o provinciales a fin de lograr soluciones reales para quienes alquilan su vivienda".

"Estas soluciones apuntan a bajar costos impositivos para la locación de viviendas, el estímulo a la construcción de viviendas que se destinen a alquiler y principalmente el incentivo a la oferta de créditos hipotecarios a largo plazo que permitan a un número importante de locatarios que puedan adquirir su vivienda definitiva", dijo.

El método. Fira comparó la evolución de los alquileres en los últimos seis años con el índice general de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), el comportamiento de los salarios iniciales de un empleado de Comercio de la categoría "Administrativo C" EM_DASHpor tratarse de una categoría promedio que considera los ingresos de una de las actividades que ocupa a una gran cantidad de empleados, en un sector con gran impacto socialEM_DASH, el comportamiento de los precios del litro de nafta súper, el valor del canon locativo mensual de un departamento estándar de un dormitorio y de dos en área central, al frente, de antigüedad inferior a 15 años, con contratos vigentes en dicho período.

 

Comentarios