Amenazas de bomba
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Amenazas de bomba: tres padres van mañana a audiencia imputativa

Es por los casos de intimidaciones en escuelas. La semana pasada se supo que uno de los autores, de 18 años, cobra una beca municipal

Tres padres deberán enfrentar mañana una audiencia imputativa en el marco de la investigación que busca detectar a los culpables de las falsas amenazas de bomba. Ambos forman parte de las cinco personas que fueron detenidas sobre fines de la semana pasada.

En efecto, entre el jueves por la noche y la madrugada del viernes, la policía realizó dos allanamientos y detuvo a estos tres padres, que recuperaron la libertad pero deberán presentarse ante el juez.

El primer operativo fue en una vivienda de Gálvez al 2500 donde efectivos policiales detuvieron a María Eugenia C. y Oscar G., de 44, junto a Mateo, de 17, hijo de la pareja, quien quedó a disposición de la Justicia Menores en turno.

El otro allanamiento fue realizado en Biarritz al 7800, donde los efectivos se llevaron detenidos a Andrea V. de 45 y su hijo Juan Pablo P. de 18, quien el viernes fue imputado por el fiscal Gustavo Ponce Asahad y recibió la libertad bajo fianza por parte del juez José María Caterina, quien de todos modos aceptó la calificación.

Se trata de un alumno de la Escuela de Educación Técnica Nº 468 y becario de la Dirección de Parques y Paseos del municipio, por lo que cobra 6.500 pesos mensuales.

En el primero de los domicilios se secuestraron dos CPU, dos notebooks y seis teléfonos celulares. Por su parte, en el restante se llevaron cinco celulares, dos tablets y cuatro notebooks.

Cabe destacar que en ambos operativos se secuestraron los celulares con los números de las líneas requeridas en la investigación.

Luego de la audiencia en la que se imputó al joven mayor de edad, ahora será el turno de los padres de los dos alumnos en cuestión.

Otros

Si quedan imputados, se sumarán a otros papás que ya se encuentran en esa situación por intimidación pública. Se trata de dos madres y un padre que fueron detenidos y el pasado 8 de septiembre quedaron libres por orden del juez Carlos Leiva en el marco de las investigaciones por las amenazas de bomba en colegios de Rosario.

Estos imputados, que seguirán el proceso judicial en libertad, son los titulares de líneas telefónicas desde las que se realizaron llamadas intimidatorias a los establecimientos educativos.

Efectivos policiales hicieron allanamientos en las viviendas de Gálvez al 2500 y Biarritz a la altura del 7800

Comentarios