La ciudad
Martes 07 de Marzo de 2017

Alto acatamiento en escuelas públicas y privadas santafesinas al paro docente

Los maestros iniciaron ayer la medida de fuerza. Hoy continúa. La protesta podría extenderse a las próximas semanas si no se llega a un acuerdo antes.

La medida de protesta de carácter nacional de los docentes comenzó ayer con muy alto acatamiento en Rosario y su zona. Casi la totalidad de los colegios públicos y privados de la ciudad, incluso algunos que habitualmente no se suman, ayer no iniciaron las clases como muestra de adhesión al reclamo de los maestros, quienes advirtieron que promoverán un nuevo paro si el gobierno nacional no convoca a paritarias.

   Este cese de actividades tuvo su veta expresiva más impactante en la multitudinaria movilización que se desarrolló ayer en Buenos Aires, con alrededor de 50 mil docentes que marcharon desde el Congreso Nacional al Ministerio de Educación para expresar su postura, más allá de que el responsable del área, Esteban Bullrich, se encontraba en un acto oficial en Jujuy.

   Por su parte, el gobernador santafesino, Miguel Lifschitz, expresó su vocación de encontrar una solución al conflicto salarial con el sector (ver aparte) y además relativizó la incidencia de la convocatoria a la paritaria nacional. "En otros años, en los que hubo convocatoria nacional, hubo igual medidas de fuerza. No hay que mediatizar estos problemas, lo más importante es buscar acuerdos", destacó el mandatario provincial.

   En los actos centrales de la protesta, los docentes liderados por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) solicitaron las paritarias nacionales, y expusieron su contundente rechazo al techo del 18 por ciento que impulsa el gobierno para todos los sectores.

   En ese sentido, Sonia Alesso, secretaria general de Ctera, advirtió que esperan que el gobierno nacional "escuche", y dejó en claro que si no hay convocatoria en las próximas horas, será impulsada una nueva huelga de 48 horas.

   En Rosario, la enorme mayoría de las escuelas, tanto públicas como privadas, no comenzaron el ciclo lectivo del presente año. Y el centro de la ciudad se pobló de manifestaciones de reclamo, a pesar de que algunas delegaciones con los principales representantes de cada sector se trasladaron a Buenos Aires para participar de la marcha principal.

   De acuerdo al análisis de Amsafé Rosario, la medida tuvo un grado de aceptación total en la ciudad. "Estimamos que la adhesión fue unánime, casi del 100 por ciento, en los establecimientos educativos de la ciudad y la región", destacó Gustavo Terés, referente de Amsafé Rosario, quien criticó el ofrecimiento provincial del 19,5 por ciento de aumento, también a la promesa de la Casa Gris de mejorar esa propuesta. "Se notó que el gobierno era consciente que estaba haciendo una propuesta que no quería hacer", expresó Terés.

   En tanto, según Sadop, sólo 9 escuelas de gestión privada de 112 dieron clases. Es decir que hubo un acatamiento en el sector que superó el 90 por ciento. "El nivel de adhesión y la contundencia de la medida fueron históricos. Se sumaron colegios que habitualmente no adhieren. Este paro tuvo una de las adhesiones más altas de los últimos tiempos", resaltó Martín Lucero, secretario general de Sadop, quien recordó que la medida se extenderá hasta mañana.

   En otro orden, vale recordar que el plan de lucha de Amsafé incluye el cese de actividades para hoy, cumpliendo con el paro resuelto por Ctera, y también se adherirá mañana, con suspensión total de actividades, al paro de Mujeres.

   Además, tiene establecido para la semana que viene un paro de 48 horas, para el miércoles 15 y el jueves 16). Y para la tercera semana de marzo, también tiene previsto otro paro de 48 horas.

Comentarios