La ciudad
Viernes 13 de Octubre de 2017

Allanaron las empresas que volcaron toneladas de basura

Fiscales se llevaron planillas para conocer quiénes manejaban los camiones que arrojaron 24 toneladas de residuos en Pellegrini y Ovidio Lagos

Los fiscales Nicolás Foppiani y Valeria Haurigot allanaron ayer las dos empresas recolectoras de residuos de grandes generadores de donde salieron los camiones que el lunes pasado terminaron volcando 24 toneladas de basura frente a Servicios Públicos del municipio.

Se trata de las firmas Clean City y Ambiental Planet, ubicadas respectivamente en Garay 1357/65 (distrito sur) y Calle 1329 Nº 4273 (noroeste).

Según detalló Foppiani, el saldo de los operativos fue "positivo", en el sentido de que se pudo acceder a "documentación", "registros fílmicos", hojas de ruta y datos de GPS, donde consta qué rodados y conducidos por quiénes se hallaban en la calle el lunes pasado después del mediodía. Justo la hora en que arreciaban las protestas con descarga de montañas de desechos frente a la repartición municipal de avenida Pellegrini y Ovidio Lagos.

Por orden del juez penal Juan Andrés Donnola, los allanamientos buscaron relevar básicamente "el movimiento de camiones y personal" de las firmas, dos de las seis que en Rosario se ocupan de recoger residuos de grandes productores (como clubes, pescaderías, bares, restaurantes, salones de fiestas, geriátricos y hoteles).

Aparte de acceder a la nómina de empleados, los procedimientos apuntaron a identificar a quienes estaban al volante de los camiones o iban como acompañantes el lunes a la hora de la protesta.

Ese día, una movida de recolectores de las dos empresas enrolados en las filas gremiales del Sindicato de Camioneros hizo sentir su bronca con un corte de calle frente a Servicios Públicos. Sólo que el "piquete" se garantizó con montañas de residuos (unas 24 toneladas) arrojadas sobre el pavimento.

Aparentemente, la furia descargada en las narices del área municipal que regula justamente esa actividad tiene como protagonistas a las líneas locales de dos gremios donde se reparten los trabajadores del sector: mientras unos están afiliados al Sindicato de Recolectores de Residuos que conduce Marcelo "Pipi" Andrada, otros responden a Camioneros, que en Santa Fe lidera Sergio Aladio.

El que intentó bajar los decibeles a los rumores fue el propio Andrada, quien ayer desmintió la "interna" con Camioneros.

"Es un gremio hermano", dijo el dirigente local, para recordar que el 2 de octubre pasado, Día del Recolector y por ende feriado para el sector, la única firma que trabajó porque su personal responde a Moyano fue Clean City, y pudo hacer "su descarga normalmente en el relleno sanitario de Bella Vista".

Pero, en rigor, también los empleados de Ambiental Planet pertenecen a Camioneros y trabajaron ese día.

La versión más creíble indica que los rodados de las dos firmas llegaron para descargar al relleno, pero la interna gremial se los impidió aduciendo que era feriado. La bronca estaba servida y el correr de los días no hizo sino recalentarla.

Según razonó ayer la fiscal Haurigot, es probable que las presiones, o "aprietes", obedezcan, como ya se ha visto muchas veces incluso entre estos dos mismos gremios, al intento de que los trabajadores pasen de un sindicato a otro.

Rehenes

Las empresas, "en principio", remarcó con cautela, parecerían no tener responsabilidades, sino más bien haber quedado como "rehenes" del conflicto.

Otra que la ligó con dureza fue la propia Municipalidad, a la que los empleados de las empresas que encarnaron la protesta reprochan no haber garantizado que pudieran descargar los residuos el 2 de octubre.

Haurigot detalló que en los allanamientos se recogió "mucha documentación y evidencia para desentrañar qué camiones estuvieron el lunes por la mañana en la calle, con qué conductores y acompañantes", información que se constata con "la hoja de ruta de las empresas y el GPS".

A esos trabajadores se les imputará, adelantó la fiscal, "entorpecimiento del tránsito" y, eventualmente, otro delito de incumbencia federal: el de "impacto ambiental".

Para sustentar la primera de las figuras, la fiscal contó que ya tienen "totalmente relevado" desde los efectos que causó el caos vehicular y los consiguientes desvíos durante horas producto del corte, hasta lo que le costó la limpieza de toda la zona a la Intendencia.

Comentarios