La ciudad
Jueves 24 de Agosto de 2017

Allanamiento tras la quema de tóxicos en una plaza

La policía secuestró tachos, mamelucos y sustancias peligrosas en una vivienda de Garzón 1400 bis, en la zona noroeste

La Policía de Investigaciones (PDI) allanó ayer una vivienda de la zona noroeste de la ciudad y secuestró tachos y mamelucos que podrían haber sido utilizados para verter deshechos, se presume que tóxicos, en una plaza de ese sector de la ciudad y mientras los chicos jugaban a escasos metros.

El procedimiento, del que también participaron agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y de la Dirección de Política Ambiental del municipio, se realizó en una vivienda de Garzón al 1400 bis y en el marco de una causa que investiga la fiscal de NN, Verónica Caini.

La investigación se inició a raíz de la denuncia que inició el municipio luego de que vecinos viralizaran, el pasado 12 de agosto,un video en el que se vio a hombres enfundados en mamelucos blancos arrojando deshechos en una plaza de Garzón y Sorrento, a metros de los juegos infantiles en los que estaban varios chicos del barrio.

De acuerdo con la información oficial que difundió ayer el Ministerio de Seguridad, luego de la denuncia del municipio se realizaron diversas tareas investigativas que terminaron llevando a los pesquisas hacia la vivienda allanada ayer.

Allí, los efectivos de la PDI secuestraron varios tambores de 200 litros, que serían los utilizados durante la quema del pasado 12 de agosto, prendas similares a las que utilizaban los sospechosos y una importante cantidad de sustancias tóxicas.

Las imágenes que tomaron los vecinos y motivaron la investigación fueron registradas en el predio de Garzón y Sorrento, donde antiguamente había un basural y ahora hay un espacio público parquizado. La denuncia fue radicada en el mismo momento en que se sucedían los hechos al 911.

En el video se vio claramente como varias personas vestidas con prendas similares a los que usan los encargados de realizar tareas que importan un riesgo de manipulación por sustancias tóxicas vaciaban seis tachos en la plaza y luego incineraban el contenido. Llamó la atención la tranquilidad con la que realizaban esa tarea, por que se especuló que era una práctica habitual para ellos. Lo paradójico del caso fue que se realizó a escasos metros de los chicos que jugaban en la plaza. Luego del hecho y ante la repercusión que tomó el caso, la dirección del Distrito Noroeste presentó una denuncia ante el Ministerio Público de la Acusación, la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia y la Secretaría de Ambiente del municipio. y los primeros coletazos de esa denuncia tuvieron su respuesta ayer, con el allanamiento en la vivienda de Garzón 1400 bis.

Comentarios

Últimas Noticias