La ciudad
Martes 18 de Julio de 2017

Ahora los rosarinos también podrán sacarse las ganas de romper todo sin culpa

The Border Room ofrecerá un espacio donde poder sacarse la bronca en un ambiente controlado. El local, que estará ubicado en el corazón del centro rosarino, ofrecerá un menú variado para bajar el estrés.

Dos rosarinas cristalizaron ese deseo de romper todo y lo transformaron en un proyecto real y concreto. Así crearon The Border Room, un espacio que inaugurará en breve en el centro de la ciudad, donde se podrá romper todo -literalmente- a cambio de bajar el estrés que suele provocar un día de furia.
"¿Preparados para hacer catarsis? ¿Traes tus cosas para romper o te armamos todo acá? Vas a tener ambas opciones, andá pensándolo. Ya falta menos", anticipa una imagen del muro en su página de Facebook.
Se trata le contó Melina a La Capital "la idea está pensada como una terapia alternativa, por llamarlo de alguna manera, para romper con el estrés cotidiano".
El lugar, cuya ubicación aún no fue revelada, consta de dos habitaciones. "En uno ingresará el cliente para realizar su catarsis, por así decirlo, mientras que el otro está destinado para bajar las pulsaciones, tomar un café, una cerveza o un whisky y reflexionar sobre eso que le aquejaba", detalló la emprendedora.
Habrá una variada cantidad de elementos que el cliente tendrá a disposición mazas, palos y bates de baseball para descargar su furia contra monitores de PC, pantallas de TV, botellas, heladeras y hasta un lavarropas.
En tanto, Melina contó que la sesión tendrá una duración de 30 minutos y oscilará ente los 200 y 400 pesos, que variará en caso de que el cliente decida llegar sus elementos o no. Sin embargo, los objetos contundentes sólo serán provistos por el lugar.
Otras de las cuestiones en las que hicieron hincapié desde The Border Room son las medidas de seguridad. "Las personas deberán colocarse mameluco, polainas, guantes, cascos y máscaras porque lo que se prioriza, en estos casos, es la salud", indicaron.
Este tipo de espacios existe en varias parte del mundo como Estados Unidos, Canadá, Europa e incluso ya funciona hace tiempo en Buenos Aires.

Comentarios