Amenazas de bomba
Miércoles 04 de Octubre de 2017

Afirman que el detenido por amenazas buscaba "generar un caos en la ciudad"

En los allanamientos de esta mañana encontraron cuatro teléfonos, diez chips, un arma de fuego, DNI falsos y documentación que podría relacionarse con un partido político.

Los allanamientos realizados esta mañana por las falsas amenazas de bomba en Rosario podrían provocar un giro en la causa, ya que la persona detenida hoy no era un estudiante que hace bromas para suspender un examen: encontraron cuatro teléfonos celulares, diez chips, un arma de fuego, DNI falsos y documentación que podría relacionarlo con un partido político. "Era alguien que tenía la intención de generar un caos en la ciudad", sostuvo el director provincial de Investigación Criminal, Darío Chávez.
"El allanamiento de hoy fue muy bueno, dado que la investigación no fue sencilla: había varios números dando vuelta y no se lograba establecer la identidad de los titulares de la línea", indicó Chávez, al resaltar que el detenido tenía en su poder "cuatro aparatos telefónicos y diez líneas, diez chips, de los cuales uno solo estaba a nombre de él y el resto a nombre de distintas personas, por eso no fue fácil la tarea de los investigadores".
También destacó que el ministro de Seguridad provincial, Maximilano Pullaro, tenía especial interés en que la investigación tuviera resultados positivos. "Nos pidió que, por favor, terminemos cuanto antes con esto porque se alteraba mucho el orden de la ciudad", dijo.
El titular de Investigación Criminal precisó que "esta persona de una sola línea tiene más de diez llamados" además de contar con un arma de fuego. El fiscal Gustavo Ponce Asad "lo va a imputar el viernes por intimidación pública y tenencia indebida de arma de fuego", dijo.
Chávez deslizó que la causa podría ramificarse a raíz de la documentación secuestrada hoy. "Seguramente se van a abrir distintas líneas investigativas, ya que pueden tener vinculación con otro tipo de delitos", sostuvo, y mencionó la "gran cantidad de documentos de identidad apócrifos" que fueron incautados.
El sospechoso detenido esta mañana, de 56 años, "ha llamado a facultades, a varios colegios y fue la persona que hizo la amenaza de bomba en la Gobernación", manifestó Chávez.
"No era una broma ni un desafío entre joven, era alguien que tenía la intención de generar un caos en la ciudad", precisó, y sostuvo que "hay indicios y, todavía hay que analizarlo, podría tener alguna vinculación con un partido político".

Comentarios