La ciudad
Domingo 02 de Abril de 2017

Acuerdo entre Nación y la provincia para un mayor control de armas

Desde ahora, la Casa Rosada permitirá que funcionarios santafesinos tengan acceso a bases de datos federales en materia de seguridad.

Funcionarios del Ministerio de Seguridad de Santa Fe y las autoridades de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) acordaron trabajar en conjunto con el objetivo de lograr una mejor coordinación y evaluar una mayor intervención provincial en el control de armas. Se estima que hay unas 30 mil armas en manos civiles en el Gran Rosario, una estadística que en el organismo nacional calificaron como "grave".

El cálculo se basa en la cantidad de armas registradas, las que se van incautando año a año y la cantidad de detenidos y recapturados que va produciendo la policía de Santa Fe.

Según datos oficiales, el año pasado se incautaron unas 3.000 armas en la región, muchas de ellas robadas o vendidas ilegalmente en el mercado negro, hubo mil detenidos y otros tantos recapturados, un crecimiento exponencial respecto a años atrás.

La directora ejecutiva de la Anmac, Natalia Gambaro, recibió al secretario de Control de Fuerzas de Seguridad, David Reniero, y le expresó que el organismo brindará toda la colaboración posible para abordar la excesiva proliferación de armas.

En este sentido afirmó que, "es una situación grave". En la audiencia se acordó que funcionarios provinciales comiencen a tener acceso a algunos sistemas del organismo nacional.

Por su parte, Reniero reafirmó la intención del gobierno santafesino de fiscalizar armerías para que lograr un mejor control y que se conozca el armamento que adquieren como así también las municiones y cartuchos.

Al mismo tiempo, planteó que, "se necesitan más facultades para seguir retirando armas de la calle y para esto es central la colaboración de la Anmac". Igualmente, destacó que en los últimos seis meses la policía provincial incautó 455 armas, lo que representa una "cifra alta, pero insuficiente".

Por otra parte, ambos funcionarios plantearon como objetivo realizar nuevamente una destrucción de armamento como la que se hizo el año pasado, cuando Santa Fe entregó 2.950 armas de fuego para su destrucción definitiva.

Reniero dijo que el objetivo trazado desde el gobierno provincial es poder llegar a destruir a lo largo del año en curso unas 5.000 armas en todo el territorio santafesino.

Por disposición de la ley nacional Nº 27.192, que crea la Anmac, corresponde a este organismo "el desarrollo de políticas tendientes a que, con la mayor celeridad, se proceda a la destrucción de los materiales controlados que sean entregados, secuestrados, incautados, o decomisados".

Asimismo, la funcionaria del gobierno nacional dijo que el organismo que dirige está estudiando la posibilidad de trabajar con los municipios de la provincia para que también haya un control conjunto de los establecimientos que venden armas.

Comentarios