La ciudad
Martes 17 de Enero de 2017

Acortan la atención en un centro de distrito para pedir custodia policial

Durante la mañana de ayer hubo una asamblea para reclamar seguridad. El gremio dice que los robos y arrebatos son "casi diarios"

Los empleados del Centro Municipal de Distrito Noroeste "Olga y Leticia Cossettini" restringieron ayer la atención al público para denunciar los robos y arrebatos que padecen "casi a diario" y reclamar presencia policial en los horarios de entrada y salida del personal. La condición para volver a abrir hoy las puertas de las oficinas públicas es que dos uniformados estén presentes realizando rondas en los alrededores del edificio de Junín y Provincias Unidas. Según denunciaron desde el gremio, el municipio contrata los adicionales para custodia del lugar, pero los efectivos no siempre están presentes.

Ayer por la tarde, media docena de efectivos policiales y una camioneta del 911 realizaban un operativo de control vehicular frente al edificio blanco del centro de distrito noroeste. Por la mañana, el pedido de condiciones de seguridad había movilizado a los empleados del minimunicipio en una asamblea que interrumpió la atención al público hasta casi entrado el mediodía.

Según indicó el secretario adjunto del Sindicato de Trabajadores Municipales, Sergio Rodríguez, los empleados ya habían advertido a los directores del centro municipal sobre el inminente conflicto. "El edificio tiene un servicio de vigilancia tercerizado, pero esos agentes no pueden hacer control de circulación ni tienen potestad para actuar frente a robos o situaciones de violencia. Por eso, el personal reclama presencia policial", señaló.

Rodríguez señaló que los arrebatos y robos "suceden casi a diario" en los horarios en que los empleados entran o salen del minimunicipio. Incluso algunos trabajadores fueron víctimas de hurto dentro de las oficinas.

Pero la gota que rebasó el vaso fue el incidente vivido por una joven a quien le arrebataron sus pertenencias a escasos metros de la puerta del centro de distrito.

Como en todos los centros de distrito, en el Noroeste funcionan oficinas del Tribunal Municipal de Faltas, Tránsito,Finanzas, Habilitación de Comercios e Industrias, Inspección, Catastro, Obras Particulares, Banco Municipal, API, Aguas Santafesinas y Registro Civil, entre otras. Además, en el mismo edificio funciona el centro de salud Débora Ferrandini.

El subsecretario gremial Víctor Amicelli recordó que desde hace un año y medio se acordó con los directores del distrito que se dispusiera de dos policías en los alrededores del edificio durante el turno mañana y otro efectivo por la tarde, ya que el movimiento de personas es menor. "Lo que sucede —explicó— es que si bien el municipio paga los adicionales, los agentes están unos días y después desaparecen, vienen un día y después otro no".

El viernes pasado, cuando una de las empleadas del distrito sufrió un robo, no fue posible dar con el personal policial. Por eso, ayer por la mañana se realizó una asamblea para demandar el cumplimiento del acuerdo y señalaron que hoy podrían repetir la medida de fuerza.

"Si los trabajadores llegan al distrito y constatan que no hay personal policial, se van a tomar medidas", apuntó Amicelli y remarcó que "la gente no va a atender hasta que le garanticen seguridad porque la policía está totalmente ausente de la zona".

Con refuerzo

La subsecretaria General de la Municipalidad, Lorena Carbajal, señaló que habrá un refuerzo en el servicio de seguridad del centro de distrito. El problema, apuntó, es que los adicionales de policía no prevén reemplazos, por lo cual si el agente se enferma o tiene algún problema no puede ser suplantado por otra persona.

Por eso, se decidió sumar dos efectivos para cubrir desde las 7 a las 18, horario en los que permanecen abiertas las oficinas. "Así podremos tener más control de los entornos que es donde se generan más situaciones concretas de inseguridad", concluyó.

Policías en todos los distritos

Los centros municipales de los seis distritos de la ciudad están actualmente custodiados por personal policial, además de un servicio de vigilancia privado. La incorporación de uniformados en tareas preventivas fue un reclamo que surgió primero en el distrito oeste y se extendió después al resto de los minimunicipios. Desde la Secretaría General del municipio, Lorena Carbajal apuntó que es creciente la demanda del servicio de seguridad policial en los edificios de los centros de distrito y señaló que en todos los casos la situación se resuelve mediante el pago de adicionales a la policía provincial.

Comentarios