Jueves 21 de

agosto de 2014

  • Ahora

    25 °C
  • VIERNES

    Min. 18 °C Max. 29 °C

  • SABADO

    Min. 11 °C Max. 30 °C

Miércoles, 28 de marzo de 2012  01:00 | La Ciudad

Un alumno fue baleado en el patio de una escuela

Un adolescente de 14 años fue baleado ayer en el patio de la Escuela de Enseñanza Media Nº 661 Juana Azurduy de Padilla, ubicada en Ovidio Lagos y La Paz. El alumno de segundo año recibió el impacto de un proyectil en la rodilla derecha y permanece internado en el Sanatorio de La Mujer, donde hoy será intervenido quirúrgicamente.

Un adolescente de 14 años fue baleado ayer en el patio de la Escuela de Enseñanza Media Nº 661 Juana Azurduy de Padilla, ubicada en Ovidio Lagos y La Paz. El alumno de segundo año recibió el impacto de un proyectil en la rodilla derecha y permanece internado en el Sanatorio de La Mujer, donde hoy será intervenido quirúrgicamente. Tras la agresión sufrida por Ezequiel Flores, quien recién comenzaba a cursar sus estudios en la institución educativa de barrio Parque, un chico, sospechado por el incidente, fue retirado de allí por sus padres, según deslizaron anoche a La Capital varias fuentes vinculadas al caso.

David Flores, padre de Ezequiel, hizo la denuncia en la comisaría 5ª. Según relató, a media mañana personal de la escuela lo llamó para que retirara a su hijo ya que se había lastimado la pierna.

Pero, cuando llegó al establecimiento, el menor estaba en una oficina, acompañado por dos preceptores, mientras un médico de una empresa de ambulancias privada le vendaba la pierna.

David contó que los docentes le explicaron que el chico estaba en el recreo, que un grupo de alumnos había tirado un petardo y que la explosión le lastimó la rodilla. Con ese relato, y la recomendación del médico de tomar ibuprofeno cada ocho horas, padre e hijo volvieron a su casa.

"Mi hijo estaba asustado. Y había algo que no me cerraba: no le podía ver la pierna porque estaba vendada, pero me llamaba la atención que tenía un agujerito en el pantalón", recordó.

Cuando llegaron a la casa, como el joven seguía dolorido, decidieron hacer una segunda consulta médica. Fueron a la guardia del Sanatorio de la Mujer, donde le realizaron una radiografía de la rodilla. El examen reflejó que la herida había sido provocada por un proyectil todavía alojado en la rodilla del adolescente.

El traumatólogo Eduardo Milanesio confirmó a este diario que el menor tiene una herida de bala alojada en la rodilla del miembro inferior derecho.

"No es una herida de gravedad. La entrada del proyectil está sobre la rodilla y la bala quedó alojada en la articulación. Por eso, mañana (por hoy) tendremos que operarlo para extraérsela", explicó el médico.

Si bien el profesional no pudo precisar de qué tipo de bala se trataba, indicó que "no es muy grande sino de un calibre chico", por lo cual el episodio no le provocará mayores secuelas.

En tanto, recién sobre la noche a la Regional VI del Ministerio de Educación provincial recibió una notificación sobre el incidente.

No obstante, funcionarios de la cartera educativa se reunieron en el sanatorio con el padre del adolescente. "Hablamos de una escuela muy chica, con pocos alumnos. Es raro que haya pasado algo así", indicaron en el ministerio.

David afirmó que, como es el primer año que concurre a esa escuela, su hijo "todavía no conoce bien el entorno". No obstante, concluyó: "Ezequiel dice que la detonación provino de ahí adentro, aunque no sabe quién pudo haberla provocado. Pero la bala le tocó a él".

Compromiso

El concejal justicialista Diego Giuliano advirtió anoche que "un tiroteo en una escuela es una amenaza para todos". De hecho, recordó que meses atrás el Palacio Vasallo aprobó su proyecto de creación de "un programa de prevención y tratamiento de la violencia y el acoso escolar, que no fue puesto en práctica por la Intendencia".

certifica.com