Jueves 31 de

julio de 2014

  • Ahora

    20 °C
  • VIERNES

    Min. 16 °C Max. 23 °C

  • SABADO

    Min. 14 °C Max. 26 °C

Martes, 15 de enero de 2013  01:00 | La Ciudad

El municipio insta a los hospitales a denunciar los actos de violencia

La medida fue acordada en una reunión con el gremio médico. El domingo amenazaron a una traumatóloga en el Clemente Alvarez.

Por María Laura Cicerchia / La Capital

Ante la reiteración de casos de violencia en los centros de salud y el reclamo del sector médico, que el mes pasado se expresó en un paro a nivel provincial, la Secretaría de Salud Pública municipal instará a los hospitales a radicar la denuncia policial cuando los trabajadores sean agredidos física o verbalmente.

La medida fue acordada con representantes del sindicato médico y supone un cambio en la política del municipio, que antes desalentaba la actuación judicial por los incidentes en guardias y consultorios. El nuevo lineamiento se aplicó el domingo en el Hospital Clemente Alvarez (Heca), donde dos hermanos fueron detenidos por amenazar a una traumatóloga.

"Hay un cambio porque hemos registrado actitudes nuevas: antes era más común la rotura de un vidrio o del mobiliario. Ahora se presentan situaciones de violencia física o verbal contra los trabajadores. Por eso resolvimos que las instituciones cuenten con soporte jurídico para hacer la denuncia y esos hechos tengan la sanción que corresponda", dijo el subsecretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, y aclaró que la medida es parte de un conjunto de acciones para afrontar un problema que no reconoce una única causa.

Entre otras medidas, mencionó la capacitación brindada el jueves pasado por el especialista en conflictividad Alejandro Nató a 150 trabajadores de la salud. La experiencia se replicará a partir de febrero en todos los hospitales municipales. En ese espacio se acordó "el trabajo permanente en equipo, revisar protocolos sobre la circulación de la población, definir las incumbencias del personal de seguridad y mejorar la comunicación con la sala de espera".

"La línea de trabajo es hacer hincapié en los talleres pero también en la sanción, a partir de la denuncia, en una perspectiva que permita la inclusión de la población más vulnerable y garantice la integridad del personal de salud", indicó Caruana. Antes, la denuncia era desalentada con el argumento de que podía expulsar a sectores de la población del sistema de salud pública.

El funcionario precisó que, ahora, en cada hospital trabaja un representante del área jurídica del municipio que asesorará a los directivos para la radicación de denuncias penales ante actos de violencia. En algunos casos será el mismo efector el que las presente. En otros, el trabajador con respaldo institucional.

Aprobación. "Esta es una medida que desde el sindicato médico venimos reclamando hace rato. Hay que trabajar en la prevención pero también para terminar con la impunidad", evaluó Sandra Maiorana, secretaria gremial del Sindicato de Médicos de la República Argentina (Amra). El cambio de política, dijo, fue anunciado días atrás por la secretaria de Salud municipal, Adela Armando, en una reunión con representantes del gremio.

"Antes no se denunciaba porque las autoridades disuadían a los profesionales. Ahora tenemos la satisfacción de que la violencia se reconoce, con la decisión de que esos actos tengan un costo para el que delinque. Eso pone un límite para que no se naturalice que se puede romper y no pasa nada. A la violencia la ejercen todos los sectores sociales", planteó. Además, indicó que a partir de ahora se permitirá el ingreso de sólo un acompañante a la consulta.

La medida se aplicó el domingo ante la agresión a una traumatóloga del Heca, donde "la situación se controló". El incidente ocurrió a la noche, cuando un joven de 17 años llegó desde el Roque Sáenz Peña con una herida de bala en una pierna. Lo habían atacado en San Martín y Platón. Según el parte policial, el muchacho "amenazó de muerte" a la médica y a personal policial. Al ser detenido, un hermanastro "muy alterado y a los gritos arrojó un golpe de puño al vidrio de la puerta de la guardia". Tuvieron que curarle un corte en la mano y también quedó detenido en la comisaría 13ª.

certifica.com