Martes 22 de

julio de 2014

  • Ahora

    13 °C
  • MIERCOLES

    Min. 01 °C Max. 13 °C

  • JUEVES

    Min. 01 °C Max. 13 °C

Jueves, 25 de abril de 2013  06:44 | La Ciudad

El Hospital Roque Sáenz Peña fue escenario de otro violento incidente

Familiares de un hombre que fue atacado a balazos rompieron vidrios, puertas, ventanas y muebles cuando los médicos informaban el deceso.

El Roque Sáenz Peña, otra vez escenario de hechos de violencia. (Foto de archivo).

Audio LT8: Javier Fernández en "El primero de la mañana".

Familiares y allegados a un hombre que fue asesinado a balazos esta madrugada protagonizaron un violento incidente en la guardia del Hospital Roque Sáenz Peña, en la zona sur de Rosario, donde la víctima había sido atendida. Rompieron ventanas, puertas y muebles del lugar y también atacaron a golpes a un vigilador privado que trabaja en el lugar. La situación tuvo que ser controlada con la presencia de varias patrullas de la policía.

Según un adelanto del programa "El primero de la mañana" de La Ocho, el violento episodio tuvo su origen a raíz de la agresión que sufrió Javier Gómez, de 32 años, en barrio Las Flores. Por causas que se tratan de establecer, Gómez fue atacado a balazos por un grupo de personas.

De acuerdo a las primeras informaciones, Gómez recibió al menos seis impactos de balas y fue derivado en un auto particular de sus familiares hasta el Hospital Roque Sáenz Peña. La violencia se desató cuando los médicos informaron que la víctima había fallecido. Entonces allegados a Gómez, unas 30 personas, comenzaron a romper lo que encontraban a su paso.

Un vigilador privado del hospital fue agredido físicamente. Al lugar acudieron móviles de las seccionales 11ª y 15ª, del Comando Radioeléctrico y del Cuerpo Guardia de Infantería. El servicio de guardia del Roque Sáenz Peña ya había sido escenario de hechos similares a los de esta madrugada, lo que motivó la preocupación del gremio que agrupa a los médicos.

Javier Fernández, jefe de guardia del Roque Sáenz Peña, estuvo en el lugar cuando ocurrieron los incidentes. "Fue una situación bastante desagradable. Temí que todo se desmadrara. Unjo hace muchos años que está en esto, pero hay que gente que no. Hay muchos médicos jóvenes. En ese momento pensé más en integridad de ellos que por la mía, porque soy el jefe de ellos. Lo que pasa es como que ya nos estamos acostumbrando a estas cosas y las tomamos con un naturalidad que no es buena", contó a La Ocho.

El funcionario hizo un breve recanto de lo ocurrido.  "A eso de las 12.15 ingresan un auto y una moto. Salimos a recibirlo. Traían a un muchacho de 32 años con múltiples heridas de arma de fuego. Lo ingresamos al área de urgencias, comenzamos a reanimarlo. En ese momento empezaron a aparecer muchos familiares. Al principio parecía que no pasaba nada. Pero después aparecieron 20 ó 30 personas y ante el fallecimiento de la víctima empezaron a agredir al personal. Esto fue más violento que hechos anteriores, por suerte no lastimaron a nadie, pero podría haber terminado peor".

"Rompieron todos los vidrios, más los de las puertas de ingreso. También rompieron autos que estaban estacionados. Había mucha gente en sala de espera para ser atendida y cuando empezaron los desmanes esa gente ingresó a la guadia porque tenía que le hicieran daño", contó Fernández.
 

certifica.com