Policiales
Sábado 04 de Junio de 2016

La ciudad santiagueña de Quimilí está conmocionada por atroz crimen de un nene

Tenía 11 años y lo hallaron el jueves violado y estrangulado en las afueras de Quimilí, en Santiago del Estero.

Mario Agustín Salto, el niño de 11 años que el jueves fue encontrado descuartizado en la localidad santiagueña de Quimilí, fue víctima de un abuso sexual y estrangulado, informaron ayer fuentes policiales y judiciales que investigan el caso. Tras una autopsia que se extendió por más de cinco horas, la junta de médicos forenses logró determinar que el niño fue víctima de un abuso sexual y para matarlo lo estrangularon en forma mecánica. Las conclusiones surgen de un informe preliminar elevado al titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional de IV Nominación, Miguel Angel Moreno, a cargo de la investigación del crimen que conmociona a los más de 24.000 habitantes de la población ubicada a 190 kilómetros al sureste de la capital provincial.

   En tanto, la noche del jueves, a pocas horas de haber sido hallado el cadáver de Mario, una multitud de vecinos marchó por las calles de la localidad en repudio por lo ocurrido y para reclamar justicia. Los miles de manifestantes que se concentraron en la plaza principal, frente al edificio de la Municipalidad, recorrieron las principales calles al grito de "justicia...justicia...justicia" y a su paso por la comisaría hablaron el intendente Omar Fantoni y Marta Salto, la tía del menor, maestra y concejal del PJ. "Hoy más que nunca debemos cuidar a nuestros niños de la droga que está haciendo estragos en todos lados, ante la pasividad de las autoridades", dijo la edil ante los pobladores.

   Por su parte el padre de la víctima, Mario Salto, con la voz entrecortada dijo: "Nunca imaginé una cosa así y sólo pido justicia para este aberrante episodio".

   Anoche, en tanto, el fiscal Moreno se disponía a caratular la causa "violación seguida de muerte" en perjuicio del niño popularmente conocido en la zona como "Marito" y no se descartaban detenciones. En ese sentido, los peritos que accedieron al cuerpo del niño advirtieron algunas características que hacen suponer que estuvo refrigerado, lo que seguramente surgirá de la ampliación de los resultados de pericias que en las próximas horas será elevado al juez Moreno.

Todos en el lugar. Mientras tanto, Moreno constituyó su despacho en Quimilí y recibió testimonios, entre ellos el de familiares del niño y pobladores del barrio San Francisco, donde éste vivía con su madre, su padrastro y dos hermanos.

   Asimismo, y por disposición de la gobernadora santiagueña Claudia Ledesma de Zamora, viajaron a Quimilí el jefe de la policía de Santiago del Estero, comisario general Juan Raúl Montiel, y el subjefe, Oscar Sánchez, quienes anunciaron que permanecerán en el lugar hasta el esclarecimiento del caso.

   Al respecto, los pesquisas analizaban las imágenes tomadas por una cámara de video instalada en la ruta provincial 6, cercana al lugar del hallazgo, con el fin de individualizar algún elemento o persona sospechosa que les permita avanzar en el esclarecimiento del episodio. Las fuentes dijeron que la sospecha principal es que Mario fue asesinado y más tarde descuartizado con un elemento filoso, similar a los cuchillos que se utilizan para faenar.

   Mario, quien cursaba 5º grado en una escuela rural, se encontraba desde hacía dos días desaparecido cuando fue hallado el jueves a la mañana por un campesino identificado como Luis Leguizamón. Poco antes la policía había encontrado su bicicleta, una caña de pescar y un balde plástico en el marco de un amplio rastrillaje en cercanías de una represa en la que se sospechó que había caído, ubicada en la zona opuesta del pueblo donde fue hallado el cuerpo descuartizado y oculto en bolsas.

Comentarios