Economía
Viernes 07 de Octubre de 2016

La CGT le pondría fecha al paro si no recibe una señal del gobierno

El jueves se reúne el consejo directivo de la central tripartita en medio de fuertes divisiones sobre si toman o no medidas de fuerza

La Confederación General del Trabajo (CGT) unificada resolvió ayer que en la reunión del consejo directivo del próximo jueves pondrá fecha al paro general en caso de que el día anterior el gobierno no le haya hecho llegar un ofrecimiento que satisfaga los reclamos por los bonos de fin de año y la eximición del impuesto a las Ganancias sobre el medio aguinaldo.

En medio de fuertes divisiones entre "dialoguistas", que buscan agotar todas las instancias de negociación con el gobierno, y "combativos", que presionan por fijar lo antes posible la fecha de una huelga nacional, los dirigentes de la central obrera acordaron eso durante un encuentro que mantuvieron en la sede de la CGT de la calle Azopardo.

Allí, los integrantes del triunvirato, Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, dieron un informe frente al resto de los integrantes del consejo directivo sobre las charlas que mantuvieron con los ministros del gobierno en torno a sus reclamos.

"Vamos a esperar al miércoles, que es cuando vence el plazo de diez días hábiles que había pedido el gobierno para contestar", dijo el secretario general del gremio de encargados de edificios (Suterh), Víctor Santamaría. Y agregó: "Ese día debería haber una reunión con integrantes del gobierno, y si la respuesta no convence el jueves vamos a tener una reunión de consejo directivo y se definirá la fecha de un paro", sostuvo a la salida del encuentro Santamaría.

En la misma línea, su par del sindicato de docentes (UDA), Sergio Romero, señaló: "Si el miércoles no se contesta, o se contesta de manera desfavorable, habrá una reunión y se pondrá la fecha de una medida de fuerza".

Ambos sindicalistas coincidieron en que no ven muchas chances de que el ofrecimiento de la Casa Rosada contente a la dirigencia de la reunificada central obrera.

"La mayoría creemos que no habrá una salida potable de parte del gobierno", sostuvo Santamaría, mientras que Romero indicó: "Yo soy escéptico; de todas maneras vamos a esperar al miércoles".

De esta forma, los integrantes de la CGT prevén que los bonos para jubilados y desocupados que ofrecerá el gobierno serán de montos menores a lo que esperan, mientras que aún es una incógnita si habrá un bono para estatales.

Ante eso, Santamaría indicó que la CGT mantiene un "paro sin fecha" a la espera de la respuesta del gobierno, a la vez que subrayó que un bono de 2.000 pesos "no es suficiente para los trabajadores".

Antes de participar del encuentro, Schmid metió presión al advertir que si desde el gobierno "van a ofrecer migajas", como parte de una compensación de fin de año, sería mejor "no tener ninguna reunión" con la gestión del presidente Mauricio Macri.

El único reclamo que el gobierno ya confirmó que accederá a cumplir es el de eximir del impuesto a las Ganancias el próximo aguinaldo.

Comentarios