CGT
Sábado 08 de Octubre de 2016

La CGT le apunta a la interna del gobierno

Héctor Daer dijo que hay sectores del Ejecutivo que creen que "el paro es más barato que un bono". Advirtió que se viene un paro general.

Héctor Daer, integrante del triunvirato que conduce la Confederación General del Trabajo (CGT), advirtió ayer que en el gobierno hay disputas internas por el bono de fin de año que reclama la central obrera para los trabajadores y ratificó que sigue latente la posibilidad de un paro nacional.

Daer señaló que si en el pensamiento oficial "triunfan los que creen en la rigidez fiscal y monetaria, triunfarán los que creen que el paro es más barato que el bono" de fin de año.

"Las medidas de fuerza dependen de las respuestas que estén generando en el gobierno, que tendrá que hacerlas efectivas los primeros días de la semana que viene", precisó el sindicalista.

Y, en declaraciones a la radio La Red, explicó: "Si en el gobierno triunfan los que creen que hay que tener una rigidez fiscal y monetaria, creo que no tendremos ninguna salida y triunfarán aquellos que dicen que el paro es más barato que el bono".

"Si la tozudez del gobierno se encierra en algo inflexible, no nos quedará otra que hacer una medida de fuerza", señaló Daer al ser consultado sobre la posibilidad de un paro nacional.

El día anterior, la CGT unificada resolvió que en la reunión consejo directivo del próximo jueves pondrá fecha al paro general en caso de que el día anterior —cuando se vence el plazo que pidió para el contestar el gobierno— no llegue un ofrecimiento que satisfaga los reclamos por los bonos de fin de año y la eximición de Ganancias sobre el medio aguinaldo.

Si bien Daer hizo alusión a presuntas disputas dentro del gobierno, las negociaciones de la CGT con la Casa Rosada se desarrollan también en medio de fuertes divisiones entre "dialoguistas", que buscan agotar todas las instancias de negociación con el gobierno, y "combativos", que presionan por fijar lo antes posible la fecha de una huelga nacional.

El gobierno ya tendría resuelto eximir de Ganancias al medio aguinaldo de diciembre a quienes perciben salarios en bruto menores a entre 40.000 y 45.000 pesos, y dar un bono de fin de año a jubilados y desocupados de entre 500 y 1.000 pesos, una cifra que es considera baja por los gremialistas.

Pero el principal punto de desencuentro se ubica en el bono para los trabajadores activos del sector público, que el gobierno no está convencido en otorgar, mientras que en el caso de los privados recordaron que varias actividades siempre dan esa compensación.

"Se dará un plus salarial a fin de año, pero será para los que realmente más lo necesiten", fue la frase que pronunciaron esta semana los ministros de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y de Interior, Rogelio Frigerio, y que irritó a los sindicalistas.

En privado, la CGT le pidió al Ejecutivo que fije para el bono un piso de 2.000 pesos tanto para estatales como para trabajadores del sector privado y esperan que el gobierno les adelante una respuesta antes de la posible reunión del miércoles.

El titular del Sindicato de Gastronómicos, Luis Barrionuevo, amenazó con un paro nacional si "la semana que viene el gobierno no trae una respuesta" a los reclamos, como un bono de fin de año y la eximición de Ganancias sobre el medio aguinaldo.

"Estamos tratando de evitar el paro y que los CEO's del gabinete se pongan de acuerdo; ellos pensaban que podían administrar, no es lo mismo una empresa que el pueblo", aseguró el sindicalista.

Daer reforzó el mensaje. Sin nombrarlo, el triunvirato apuntó al ministro Prat Gay: "El viernes, ante un foro empresarial, dijo que estaba casi resuelto el tema de excluir el aguinaldo del cómputo de Ganancias; a los dos días dijo que no hemos acordado nada", alertó.╠

El líder gremial apeló a la razonabilidad de las autoridades nacionales en el ofrecimiento que hará la Casa Rosada.╠"Si triunfan aquellos que creen que tienen que tener una rigidez fiscal, monetaria y demás, no vamos a tener ninguna salida", advirtió.

Comentarios