La ciudad
Lunes 15 de Agosto de 2016

La Cerámica: se concreta la apertura de una arteria clave

Para fines de septiembre se abrirá calle Calfucurá, parte del plan integral de cloacas, desagües, pavimento y servicios de luz y agua para el barrio

Avanza una obra clave para el barrio La Cerámica: la apertura de la calle Calfucurá, que unirá la avenida del Camino de los Granaderos con el corazón de una parte importante en la vida social de los vecinos de la zona noroeste de la ciudad: la escuela Nº1.315 Itatí de Corrientes, el Centro Integrador Comunitario (CIC), el centro de salud Nº19 y la capilla Nuestra Señora de Itatí. Se prevé que la apertura de esta calle podría habilitarse para fines de septiembre si acompaña, básicamente, las condiciones climáticas para terminar la traza.

La obra ya está en marcha y forma parte de un plan integral. Las obras de infraestructura urbana y de servicios que la municipalidad lleva adelante en el barrio La Cerámica es a través del Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat, y están enmarcadas por el programa de mejoramiento de barrios (Promeba).

La apertura de la traza finalmente se pudo concretar también porque la empresa Cerámica Alberdi cedió al municipio rosarino unos 6.000 metros cuadrados de sus terrenos para permitir los trabajos de extensión de la calle Calfucurá.

Después de una recorrida por las obras, la intendenta Mónica Fein consideró que "Calfucurá se convertirá de esta manera en la principal calle de acceso al barrio", y resaltó que "el resto de las infraestructuras está prácticamente terminado: consistieron de pavimentación de las calles existentes con cordón cuneta, desagües pluviales, cloacas, la EPE y Aguas Santafesinas desarrollan el programa Luz y Agua Segura".

"Con todo ello el barrio se transformó completamente", resaltó la mandataria. Calfucurá será una calle ancha —16 metros—, de doble mano y su extensión será de 300 metros, desde calle Molina hasta Camino de los Granaderos. Esto permitirá abrir cuatro calles perpendiculares, hoy cerradas por un paredón. De esta manera, los vecinos lindantes tendrán la posibilidad de "dejar de vivir en una calle sin salida". Y los frentistas podrán tener su ingreso por Calfucurá, ya que en la actualidad tienen esa posibilidad a través de un pasillo comunitario.

El plan integral de aperturas de calles, desagües, cloacas, pavimento y servicios de luz y agua beneficia a más de 700 familias.

"Con esto fortalecemos nuestro trabajo barrial", aseguró Fein y detalló que "en un lugar donde antes había asentamientos, ahora habrá un parque y canchas de fútbol, que también ayudan a la convivencia; seguimos trabajando con las instituciones para lograr que los barrios de Rosario se transformen de esta manera".

ceramica.jpg

Otro ritmo. "Ahora esto va a quedar como una avenida; antes los chicos jugaban en la calle, ahora vamos a necesitar algunos lomos de burro para que limiten la velocidad", proyectó Mario, un vecino del barrio.

Desde los inicios de la formulación del proyecto se identificó como relevante la apertura de la calle Calfucurá, pero su concreción estaba sujeta a la firma de un convenio con la empresa Cerámica Alberdi a fin de que la misma ceda los terrenos necesarios. Luego de un tiempo de gestión se firmó el convenio por el cual la empresa donó las fracciones afectadas al trazado oficial de pasaje Calfucurá.

La municipalidad gestionó entonces ante Promeba el financiamiento para ejecutar la obra por un monto, incluyendo el muro perimetral, de 8.360.360 pesos. Esto se suma a la inversión de 74.360.360 de pesos con aportes del programa de mejoramiento de barrios del gobierno nacional, fondos provinciales y municipales.

Comentarios