Edición Impresa
Sábado 05 de Julio de 2014

La cebada viene lenta y con menor volumen

La Bolsa de Buenos Aires prevé una siembra de 1,05 millones de hectáreas, 17 por ciento menos que en el ciclo anterior.

Durante los últimos quince días la siembra de cebada ha cobrado una fluidez del 19 por ciento, lo que permite calcular un avance nacional del 21 por ciento sobre el 1.050.000 de hectáreas proyectadas para la presente campaña. De concretarse sería un 17,3 por ciento inferior al del ciclo previo ya que en 2013-2014 se sembraron 1,27 millones de hectáreas, según confirmó el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales porteña. En números absolutos ya se implantaron 220 mil hectáreas en el territorio nacional.

Durante las últimas dos semanas no se registraron lluvias importantes sobre el área productiva nacional, salvo en Buenos Aires, en donde se relevaron precipitaciones moderadas en el transcurso de la primer semana del período analizado.

Esta situación favorece el ingreso de sembradoras a los lotes, pese a ello, aún no se pudo revertir el retraso generado al inicio de la campaña, lo cual genera incertidumbre sobre la superficie que ocuparía el cultivo al cierre del periodo de siembra.

Tanto en el sur de Córdoba como en el norte de La Pampa-oeste de Buenos Aires, la siembra de cebada ha tenido progresos importantes, apalancado por la ausencia de precipitaciones que permitió mejorar las condiciones de los perfiles, los que en muchos casos presentan humedad óptima para la incorporación del cultivo.

"Por otro lado, debemos mencionar que en estas zonas se ve una caída marcada en la implantación de cebada, generada por la relación de precios que presenta este cereal contra el trigo, y por otro lado el pronóstico de abundantes precipitaciones hacia primavera, panorama que de concretarse podría impactar sobre la sanidad del cultivo", sostuvieron los técnicos.

Para las regiones Núcleo Sur, Centro de Buenos Aires y Cuenca del Salado, el estado hídrico de los lotes continúa complicado con excesos de humedad en el perfil, lo que retrasó la implantación del cereal.

"En estas regiones y al margen de los inconvenientes de siembra, el productor ha reducido su intención de incorporar cebada con motivos similares a los planteados para las regiones descriptas", dijeron.

Finalmente, en el Sudeste y Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa se registra un progreso de cobertura próximos al 20 por ciento; estas regiones son las que más área aportan a la superficie nacional.

"Se espera una caída en el área a implantar aunque no tan marcada como en otras zonas, dado que los productores entienden que la recolección anticipada de cebada (en comparación con el trigo) le permite realizar un doble cultivo (cebada-soja), con mejores resultados", manifestaron los especialistas del PAS.

Comentarios