Economía
Viernes 17 de Junio de 2016

La causa Nisman volvió al fuero penal ordinario

Lo resolvió la Cámara de Casación tras un recurso de Lagomarsino. No encontró elementos para que el caso esté en la Justicia Federal

La investigación por la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien estaba a cargo de la causa Amia, volverá a manos de la jueza de Instrucción Fabiana Palmaghini, según ordenó la Cámara Federal de Casación Penal, que le quitó la competencia a la Justicia Federal, en respuesta al recurso que interpuso el imputado Diego Lagomarsino,

La sala de turno aceptó el recurso de Lagomarsino contra el fallo de la Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal que, meses atrás, dispuso que la causa pasara al fuero federal penal, donde quedó radicada ante el juez Julián Ercolini.

Anteayer, en una audiencia donde se escuchó los argumentos de las partes, las querellas, tanto la que representa a las hijas de Nisman como la apoderada de Sara Garfunkel, madre del fiscal, se habían opuesto al pedido de Lagormasino.

El experto en informática, dueño de la pistola con la que se efectuó el disparo mortal con el que Nisman fue hallado el 18 de enero de 2015 en el baño de su departamenteo, sostuvo que el pase a la Justicia Federal violaba su derecho a ser juzgado en un plazo razonable.

Las querellas sostuvieron que era Lagomarsino quien demoraba el trámite del sumario y reclamaron la competencia federal, que abona la hipótesis de un homicidio, porque Nisman fue hallado muerto cuatro días después de denunciar a la entonces presidente Cristina Fernández como encubridora del ataque a la mutual judía.

El tribunal eludió formular una teoría sobre cómo y por qué murió Nisman. "La tarea descarta la necesidad de formular alguna hipótesis o conjetura en relación con la muerte del fiscal, en tanto de lo que se trata es de revisar y determinar si se encuentra debidamente justificada, a casi un año y medio del inicio de la investigación, la decisión del traspaso de competencia", dijeron los jueces Mario Magariños, Daniel Morín y María Garrigós de Rébori.

Los camaristas descartaron que hasta aquí existan elementos que permitan inferir que Nisman está muerto por su función de fiscal, ni tampoco por la denuncia contra la ex presidenta.

En su sentencia, de 120 carillas, la sala de turno de Casación sostuvo que la Cámara interpretó de modo arbitrario y erróneo las normas legales y constitucionales que definen la asignación de la competencia al fuero federal, que, recordaron, es restrictivo y "de excepción". Esa arbitrariedad surge "pues —indicaron— en el proceso no se ha incorporado, hasta la actualidad, elemento de prueba alguno que permita sostener, con fundamento jurídico, que la muerte del fiscal hubiese sido el resultado del accionar de terceras personas" o "se hubiese motivado en el desempeño de sus funciones".

El tribunal mencionó puntos sustanciales de la causa "sobre los cuales "existen discrepancias que no han podido ser esclarecidas hasta la actualidad", como "cuándo ocurrió el óbito", las "condiciones en las que se halló el cadáver", "el recorrido del proyectil" y "la posición de Nisman al instante del disparo, su caída" y "la intervención o no de terceras personas".

Para los jueces tampoco existen "parámetros certeros" que conduzcan a afirmar o descartar que Nisman hubiera accionada el arma.

En el fallo revocado de la Cámara el deceso de Nisman "pudo tener vinculación por su actuación" como instructor de la causa Amia, y la muerte se registró "en un momento político sensible" e hizo mención a la denuncia contra la ex presidente. Para Casación, "esta aseveración no encuentra sustento en ningún elemento probatorio incorporado al proceso".

Comentarios