Edición Impresa
Sábado 31 de Agosto de 2013

La Cátedra del Agua, un espacio político de educación ambiental

Desde la experiencia académica que se desarrolla desde la UNR se reclama por el derecho a "la igualdad hídrica"

"Un acto ambiental es un acto político que apunta a evitar un factor de contaminación y por ello busca la justicia social. Por esa razón, la Cátedra del Agua funciona en la Facultad de Ciencia Política", dice Aníbal Faccendini, director y profesor de la experiencia que comienza la semana entrante su ciclo 2013. "En el marco de los 40 años de la carrera de ciencia política, el 4 de septiembre a las 17.45, en la sede de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Maipú 1065, se realizará la apertura, con la presencia del rector de la UNR, Darío Maiorana, y el decano de Ciencia Política, Franco Bartolacci", detalla Faccendini y define que una de las tareas que toma este espacio es bregar "para que se garantice la igualdad hídrica", el derecho a este bien público.

"En el quinto año de compromiso con la pedagogía ciudadana" que implica el desarrollo de esta cátedra, su director, licenciado en ciencias sociales y abogado, anticipa que en el primer encuentro se abordará la temática de "La cultura del agua", en la que participará junto al compositor y ambientalista Jorge Fandermole.

El resto de las reuniones también serán en la sede de la UNR y las temáticas abarcan cuestiones como agua y química; conflictos internacionales del agua; sociología de la educación del agua y el ambiente; derecho y cuestión jurídica, y la nueva filosofía del agua y el ambiente". Las clases son públicas, libres y gratuitas, la inscripción es por email, en catedraagua@yahoo.com.ar y se entregan certificados.

"La cátedra es única en su tipo en Latinoamérica y promueve una actividad docente construyendo conocimiento sobre gobernabilidad hídrica, injusticia ambiental, escasez natural, entre otros", explica Faccendini. También remarca que "la idea es extender la cátedra a distintos institutos terciarios, secundarios y a otras ciudades. Queremos que sea itinerante en algunos módulos a partir de convenios con intendentes y jefes comunales".

Interdisciplinario. Faccendini recordó que Ricardo Petrella, investigador y experto en el tema, es director honorario de la cátedra. Además señaló que participarán los profesores Lorena Pirno, Ana Sardisco y Virginia Brussa. "En el ámbito de la experiencia ya han pasado unos 500 estudiantes, con distintas intervenciones y marcando experiencias como el abordaje interdisciplinario de la problemática. En nuestra pedagogía no existe la verticalidad, la creatividad y la libertad se combina con el rigor académico y la participación democrática, de acuerdo al mandato de Paulo Freire", explica.

Sobre la implementación del proyecto, cuenta que la UNR apoya con materiales, y el director de Radio Universidad, Fabián Bicciré, oficia como coordinador académico; además que es una cátedra ad honorem en la que participan unos 25 profesionales y estudiantes voluntarios "con compromiso académico social".

Derecho y acceso."Cerca de mil 600 millones de personas no pueden acceder al agua en el planeta. En Santa Fe, 700 mil pobladores carecen de ese elemento esencial, lo que también padece en verano el 10 por ciento de los habitantes de Rosario. Hay un problema estructural y el Estado es el responsable porque el agua es un bien común y no del mercado. Se debe garantizar la igualdad hídrica y no hablar de recurso en términos económicos, sino como un bien esencial para las generaciones futuras y todos los seres vivos, en un desarrollo armónico de la vida", define Faccendini sobre el derecho al agua.

"El desarrollo urbano sostenible es la recuperación económica dentro de la monetarización de la vida, pero la sustentabilidad apunta a vivir bien. Los paradigmas difieren: puede haber sociedad con mercado, pero no sociedad de mercado. No se debe monetarizar la vida, ni vender o comprar todo, no se puede vivir sin tomar agua", sostiene.

Relevamiento. Por otra parte, comenta dato relevante de la tarea de extensión que realiza la Cátedra del Agua, que "el observatorio de la cátedra logró realizar en 2012 un relevamiento en más de 50 plazas rosarinas". "Registramos —detalla— que en un 95 por ciento de ellas se carecía de fuentes de agua aptas para el consumo público. Hubo una fuerte repercusión de ese trabajo y el Municipio admitió la falta de ese servicio".

También, el coordinador de la Cátedra del Agua señaló que en la continuidad de esa experiencia, en mayo de 2013, en unas 63 plazas de toda la ciudad vimos que se mantenía la tendencia de ningunear al papel social de las plazas, y al denunciarlo, se nos dijo que entre junio y diciembre se instalarán 15 bebederos por mes en 40 lugares públicos de Rosario".

Comentarios