Economía
Viernes 18 de Noviembre de 2016

La Casa Rosada pretende que la nueva ley de mercado de capitales salga este año

El eje de la iniciativa es simplificar los impuestos de las operaciones y disminuir el poder de intervención del Estado en las empresas

El gobierno nacional defenderá el próximo martes en el Parlamento el proyecto de ley de mercados de capitales, que busca simplificar el alcance tributario de las operaciones y disminuir el poder de intervención del Estado en las empresas con la finalidad de facilitar la llegada de inversiones.

El proyecto del Ejecutivo ingresó al Congreso nacional en la madrugada de ayer y comenzará a tratarse el martes próximo en un plenario de las comisiones de Finanzas, Presupuesto y Legislación General.

El secretario de Finanzas, Luis Caputo, concurrirá ese día al Congreso a defender el proyecto —de sumo interés para la Casa Rosada—, que sería incluido en el llamado a sesiones extraordinarias, anticiparon voceros del Palacio de Hacienda.

Con esta iniciativa, el gobierno de Mauricio Macri busca menguar el poder de intervención del Estado en las empresas y apunta a simplificar las obligaciones impositivas en operaciones con fondos comunes de inversión.

"Creemos que la modificación del artículo 20 facilitará inversiones porque se le quitan los poderes exorbitantes con los que contaba el gobierno para intervenir en las empresas, y eso debe generar un marco de mayor confianza", destacó una fuente del Palacio de Hacienda.

En el tema impositivo, la ley clarifica aspectos del impuesto a las ganancias, dejando la obligación directamente en cabeza del inversor y librando a los fondos comunes de inversión.

Sin especulaciones. "A partir de ahora no se podrá seguir especulando con una inversión a través de un fondo común de inversión para eludir el pago del impuesto a las ganancias. En cualquier inversión que se realice la obligación pasa a ser del inversor porque el fondo es transparente; da lo mismo que esté o no esté", explicaron desde la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Voceros de la Comisión de Valores explicaron que el proyecto va hacia "un modelo donde vamos a cobrarle más al mercado. La industria debe poder decir «qué bien que estoy» y nosotros poder cobrar un poco más".

Respecto a las pymes, la iniciativa impone que estas firmas podrán reclamar la entrega de un título ejecutivo —pagaré o cheque diferido— con no más de 20 días de plazo, lo que les permitirá acceder más rápidamente al mercado de capitales.

En otro punto, se establece que una empresa debe ofertar no menos de un 60 por ciento de su capital en la Bolsa de Valores si pretende acceder al beneficio de la exención de ganancias al momento de su venta.

"Esto impide que alguien que quiere vender su compañía saque a oferta pública un 5 por ciento y luego venda el 95 por ciento, favoreciéndose con la exención de ganancias", agregó el portavoz de la CNV.

Además, se propone que los alcances de la ley sean dirimidos en el Fuero Comercial, saliendo del Federal y Administrativo en el que está actualmente.

El gobierno confía en que la nueva ley sea sancionada en lo que resta del año legislativo.

Comentarios