Información Gral
Domingo 28 de Agosto de 2016

La carta de un bombero a la niña que murió por salvar a su hermana

La historia del sacrificio postrero de una nena de nueve años, Giulia, quien murió protegiendo de los escombros a su hermana Giorgia, de cuatro, conmueve a toda Italia.

La historia del sacrificio postrero de una nena de nueve años, Giulia, quien murió protegiendo de los escombros a su hermana Giorgia, de cuatro, conmueve a toda Italia.

El féretro de Giulia fue llevado por bomberos al funeral que se concretó en el estadio deportivo de Ascoli Piceno, una ciudad de poco más de 50 mil habitantes. El cajón pintado de blanco era saludado por cientos de asistentes a la ceremonia fúnebre. Allí se conoció una carta que un bombero le escribió a la infortunada nena, tras rescatar su cadáver entre los escombros en Pescara del Tronto, una de las zonas más afectadas por el sismo.

"Hola pequeña, sólo le he dado una mano de ayuda para que salieras de esa prisión de escombros. Lo siento si llegamos tarde, por desgracia, que ya habías dejado de respirar, pero quiero que sepas desde allí arriba que hemos hecho todo lo posible para ayudarle a salir de allí". "Cuando vuelva a mi casa en L'Aquila —sigue el bombero en su carta a Giulia— sé que ella me estará mirando como un ángel del cielo, y por la noche será uno brillante. Giulia, nunca nos conocimos pero yo te quiero. Andrea".

La madre de Giulia fue llevada en una camilla para despedirse de su hija. "Mamá te ama tanto", dijo la mujer con la foto de su hija sobre el pecho, al lado del ataúd. Con la asistencia de familiares y bomberos, la mujer fue llevada nuevamente al hospital. Horas después, fue visitada por el presidente Sergio Mattarella, quien en la oportunidad le dejó de regalo una muñeca para su otra hija, Giorgia.

Comentarios