Edición Impresa
Sábado 06 de Marzo de 2010

La carrera diplomática suma a dos egresados de la UNR

Cuando empezaron la licenciatura en relaciones internacionales de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Sandro Schtremel y Juan Scartascini del Río soñaban como horizonte tener la posibilidad de seguir la carrera diplomática. Por eso no ocultan su satisfacción de ser parte del grupo de jóvenes que este año ingresan al Instituto del Servicio Exterior de la Nación (Isen).

Cuando empezaron la licenciatura en relaciones internacionales de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Sandro Schtremel y Juan Scartascini del Río soñaban como horizonte tener la posibilidad de seguir la carrera diplomática. Por eso no ocultan su satisfacción de ser parte del grupo de jóvenes que este año ingresan al Instituto del Servicio Exterior de la Nación (Isen).

Las clases del Isen comenzaron el lunes, y el cursado se extenderá por dos años. Se trata de una institución fundada en 1963, con la misión de formar y consolidar un cuerpo de profesionales diplomáticos, quienes pasan a desempeñarse en distintas tareas del servicio exterior de la Nación.

Pero para ingresar allí, los jóvenes graduados en la UNR tuvieron que sortear una serie de instancias de evaluación oral y escrita, para las cuales se prepararon durante todo un año. Es que además de tener un título de grado, los aspirantes a seguir la carrera diplomática deben tener dominio del inglés, y rendir exigentes exámenes de derecho internacional, economía, historia, teoría política y cultura general. De un total de 225 inscriptos al concurso entraron 50, quienes además de las clases teóricas, realizarán prácticas en diferentes dependencias de la Cancillería argentina.

"Cuando empecé relaciones internacionales, en el 98, ya tenía en mente entrar al Isen", confiesa Juan Scartascini del Río. El joven, oriundo de Entre Ríos, cuenta que pese a tener este desafío, implica "mucho esfuerzo y desgaste, que hace que en el interín analices otras perspectivas". Tras culminar sus estudios de grado, realizó una maestría en la Universidad de Bolonia, un posgrado que realizó parte en Buenos Aires y otro tanto en Italia. Menciona a la integración Europa-América latina como el tema que más lo entusiasma para trabajar.

En su experiencia en el Isen lo acompañará Sandro Schtremel, también nacido en Entre Ríos. Magíster en integración y cooperación internacional de la UNR, Schtremel fue además docente de la Facultad de Ciencia Política local y becario del Conicet. "Siempre pensé en ingresar a la carrera diplomática, y aunque sabía que era algo que requiere ciertas renuncias, lo tomé como mi principal objetivo", destaca el nuevo alumno del Isen, quien además integró entre 2007 y 2008 la delegación de la UNR que participó de las jornadas de jóvenes investigadores de la Asociación de Universidades del Grupo Montevideo (Augm). En su caso, la integración regional en materia económica es la línea de investigación que más lo atrae.

Prestigio internacional

Además de la posibilidad de ingresar en el Isen, los ex alumnos de la UNR cuentan que los egresados de la licenciatura en relaciones internacionales de la Universidad suelen trabajar incluso en el área de comercio exterior de una empresa u organismo público.

Pero ya sea en la carrera diplomática o en el resto de las posibilidades laborales, los nuevos alumnos del Isen destacan el prestigio que tiene la Escuela de Relaciones Internacionales rosarina. "Es considerada una de las más antiguas de su tipo en América latina, y el egresado de nuestra Universidad es muy valorado, porque en otros países no existe específicamente la carrera", coinciden.

En diálogo con La Capital , los jóvenes graduados también hacen referencia a ciertos mitos que recorren a la profesión en la que se inician. "Está ese imaginario que dice que vamos a viajar por todos lados, el auto con la banderita y visitando embajadas, y a lo mejor te toca quedarte en Cancillería (en Ciudad de Buenos Aires), o si viajás hay que entender que no debe ser fácil mudarte cada tantos años teniendo familia, o sentarte en una mesa de negociación sabiendo que representás los intereses de una Nación", completan los flamantes ingresantes del Isen.

Comentarios