Escenario
Sábado 19 de Noviembre de 2016

La canción de Martín Buscaglia sigue siendo la misma

El uruguayo llega para repasar, en nuevo formato, los temas de "El evangelio según mi jardinero", grabado hace diez años.

Hace 10 años el cantautor Martín Buscaglia editaba "El evangelio según mi jardinero", que también fue el primer disco del uruguayo lanzado en Argentina. Hoy vuelve sobre el tema con "Evangelio 06:16", donde repasa aquellas canciones pero en forma power trío, junto a Mateo Moreno en bajo y Martín Ibarburu en batería. A las 21, en Distrito 7 (Lagos 790).

  —En qué se diferencia este "Evangelio" al de hace 10 años?

   —La canción es la misma, es el que escucha quien es uno nuevo cada vez. Mario Levrero decía que si fuese posible, no habría que ver una película nunca por primera vez, que lo ideal sería comenzar ya viéndola por segunda vez. De ese modo uno prestaría atención y conectaría con sus costados más relevantes, o al menos con los que no resaltan apriori. El visionado por segunda de un filme, o la relectura de un libro, son ejercicios recomendables y muy nutritivos, pero es la música el campo en donde eso se da más a menudo, la re-escucha numerosa que resulta en la percepción diamantina. Entonces: esas canciones siguen siendo contemporáneas, por el mero hecho de que las voy a tocar en el 2016, estoy aquí, parado sentado y acostado. Me resultaría dificilísimo y fútil tocarlas como las tocaba hace una década. En esta ocasión estamos copados con el formato raw power trío, por un lado gana preponderancia y libertad improvisadora la base de Moreno e Ibarburu (con quienes presenté el disco hace diez años en Rosario), y por mi parte me permite empuñar la guitarra eléctrica de un modo más gladiador.

   —En Rosario tenés un público fiel que te va a ver; pasaba algo parecido en los años 80, con un puñado de rosarinos fieles a Leo Masliah...

   —Bueno, yo soy fiel a Maslíah también. No necesito ni siquiera escuchar lo último que ha hecho para saber que está buenísimo, pongo las manos en el fuego por ese tipo de artistas. Hace unos meses volví a hacer radio, en este caso en una radio online española que es un manjar para melómanos ( Radio Gladys Palmera), y supongo que imagino a mi público como me imagino a mis oyentes... Aunque para ser exacto la verdad es que no me lo imagino, o sea, jamás pienso en esos términos, pero volviendo al paralelismo con "La casa del transformador" (mi programa), es compartir palabras y músicas propositivas, y que me emocionan e inspiran de diversos modos. Si eso me sucede a mi, inevitablemente le sucederá a otro. Caetano dice que "de cerca nadie es normal". Puede ser, pero lo cierto es que de más cerca aún, nadie es tan raro.

   —¿Cómo será el próximo disco? ¿Con banda, solo, acústico? ¿Ya tenés canciones nuevas?

   —¡Cómo saberlo! Podría decirte que será minimalista, y que al final termine siendo una sinfonía para orquesta de cuerdas, coro de canto gregoriano, voces búlgaras, pigmeos y eunucos. La cosa no es lo que uno quiere de la música, sino viceversa.

Comentarios