Policiales
Jueves 09 de Junio de 2016

La Cámara Federal le negó la excarcelación a un preso vinculado a Los Monos

El pedido de Diego Cuello, un presunto narcotraficante detenido en una causa seguida a los cabecillas de la banda narcocriminal, no prosperó, entre otros motivos, porque el domicilio brindado al juzgado no reside más su familia.

La Cámara Federal de Rosario rechazó por falta de arraigo el pedido de excarcelación de Diego Cuello, un presunto narcotraficante detenido en una causa seguida a los cabecillas de la banda Los Monos. La decisión se debe a que se constató que por decisión del consorcio que administra el edificio fue expulsado del domicilio que había dado ante la Justicia.
Fuentes judiciales informaron que el tribunal de alzada ponderó varios elementos para rechazar el pedido de excarcelación de Cuello, procesado por narcotráfico, entre ellos que en el domicilio brindado al juzgado no reside más su familia.
Según la resolución, Cuello y su familia fueron expulsados tras el allanamiento del departamento C del primer piso del edificio ubicado en Laprida 540, realizado en noviembre del año pasado.
Cuello fue detenido el 29 de noviembre de 2015 en el marco de un operativo antinarcóticos desplegado a través de 44 allanamientos en las provincias de Chaco, Corrientes y Santa Fe, en los que fueron arrestadas 22 personas.
El operativo, denominado "Los Patrones", reveló que el jefe de la narcobanda Los Monos, Máximo Ariel Guille Cantero, y su lugarteniente, Jorge Emanuel Ema Chamorro, seguirían manejando el negocio de narcotráfioco desde el penal donde estaban detenidos a través de sus mujeres, también arrestadas.
Diego Cuello, a quien la Policía le secuestró cuatro kilos y medio de cocaína en su departamento de Dorrego 28 bis, es considerado por los investigadores un "pez gordo" del universo narco rosarino.
En septiembre del año pasado había sido absuelto por un tribunal oral en una causa en la que se le endilgó tener 17 kilos de drogas camufladas en un corral de cerdos ubicado en una chacra de las afueras de la ciudad, al considerarse irregular el procedimiento que permitió el hallazgo de los estupefacientes.
Por el operativo "Los Patrones" el juez federal Marcelo Bailaque lo procesó por "integrar una organización dedicada al tráfico ilícito de estupefacientes, que funcionaría al menos desde el mes de noviembre de 2014".
A Cuello le atribuyó "ocupar un rol importante en la organización, proveyendo estupefacientes, retirando directamente dinero para la organización y contactando a potenciales revendedores, siendo que además almacenaba cocaína para la organización en el domicilio sito en calle Dorrego 28 bis, piso 6º C de Rosario".
Fausto Yrure, el abogado de Cuello, pidió la excarcelación de su cliente que fue denegada en primera instancia y apeló a la Cámara.
El lunes, el tribunal de alzada ratificó el pronunciamiento del juez Bailaque al considerar que existe riesgo de fuga de Cuello, peligrosidad procesal y posible entorpecimiento de la investigación.
A la vez, la resolución considera que "no se ha demostrado la existencia de arraigo" de Cuello, quien en la indagatoria "afirmó tener domicilio real en Laprida 540, 1º C de Rosario".
Cuando la Policía fue a constatar ese domicilio, "hizo saber que luego de ocurrido el allanamiento, tanto el causante como su entorno familiar fueron expulsados del lugar por la administración del edificio".

Comentarios