Emergencia hídrica
Lunes 23 de Mayo de 2016

La Cámara baja provincial aprobó los reclamos de Lifschitz por la emergencia hídrica

Aseguran que la crisis acarreará pérdida de empleos, corte de cadena de pagos, caída en la recaudación y profundizará la recesión.

La Camara baja santafesina aprobó un proyecto de la autoría de Jorge Henn, para que el Poder Ejecutivo provincial solicite formalmente al Estado nacional, las respuestas pertinentes y con carácter de urgencia ante la emergencia hídrica. Este proyecto fue aprobado en consonancia con el reclamo que le realizó el gobernador Miguel Lifschitz al Ministro del Interior de la Nación en la semana pasada. El titular de la casa gris le planteó a Frigerio la necesidad de acciones concretas que ayuden a suplir los inconvenientes causados por las lluvias caídas en el primer trimestre del año.

Al respecto, el legislador por la UCR-NEO argumentó que "quedó claro que el Estado nacional no dimensiona la urgencia de la provincia y la situación grave por la que atraviesa y atravesará en los próximos meses. Estamos ante un problema que puede traer consecuencias difíciles de prever, pero fáciles de advertir: pérdida de empleos, corte de la cadena de pagos, caída de la recaudación, y un nuevo envión hacia la recesión".

Henn manifestó ademas en el recinto de sesiones que "tenemos en crisis mortal a la producción arrocera, a las actividades ictícolas, de apicultura, de caña de azúcar y cada una de las pequeñas producciones regionales, prácticamente paralizadas. Por estos motivos, es imprescindible que Mauricio Macri y sus aliados salgan de la burbuja macroeconómica, que bajen a tierra, para comprender que no habrá solución posible a los problemas acumulados sin decisiones proactivas y de impacto inmediato", sentenció el ex vicegobernador de la provincia.

En tono crítico Henn concluyo: "parece que la estrategia económica del gobierno nacional descansa en la serena y mágica idea de que, una vez que acabe el primer semestre, las cosas volverán a la normalidad, con la llegada de la ayuda internacional que se prevé que se dará tras el acuerdo con los houldouts. Sin embargo, puede convertirse en una trampa mortal para nuestra región que es la que genera más del 30 por ciento del PBI nacional".

Pérdidas. La provincia de Santa Fe sufrió, en estos primeros meses del año, un temporal con caída de agua sin precedentes que llegó a casi el doble del promedio histórico de milímetros. El gobierno declaró a 18 de sus 19 departamentos en emergencia. Esta situación generó la anegación de más de la mitad de la superficie productiva de la provincia, lo que se traduce en pérdidas económicas millonarias.

Tal como lo expuso Henn, "aún no han podido ser evaluadas con precisión las consecuencias económicas, el ministro de la Producción en los informes que elaboró fue lapidario: tenemos al 80 por ciento de la cuenca lechera anegada, perdimos entre el 50 y el 60 por ciento de la producción de leche, que representa para ellos una pérdida de casi 15 millones de pesos por día; la lluvia interrumpió la cosecha de soja, la gruesa, y si bien no está estimada aún la pérdida, muchos productores dicen que no se podrá salvar mucho más que el 20 por ciento de lo sembrado. Que traducido a números podrían representar pérdidas de 30 mil millones de pesos".

Comentarios