Edición Impresa
Sábado 11 de Octubre de 2014

La Cámara Arbitral, en debate interno

El órgano que calcula el precio de pizarra decidió cambiar su composición. A fin de mes, se discute en una asamblea de la Bolsa.

Desde hace un tiempo la Cámara Arbitral de Cereales (CAC) de la Bolsa de Comercio de Rosario discute la posibilidad de modificar la composición de la entidad que interviene en la fijación de precios y como árbitro de disputas entre partes en las operaciones granarias. En la asamblea convocada para el próximo 28 de octubre podría aprobarse una nueva estructura.

Hasta ahora, la Cámara Arbitral de Cereales —que está constituida por asociados representantes de los distintos sectores que participan en la actividad granaria— se compone de 20 miembros titulares e igual número de suplentes, en representación de los distintos gremios.

La participación es la siguiente: tres exportadores, tres industriales molineros, tres fabricantes de aceites vegetales y un semillerista por el lado de los compradores, y tres comisionistas o consignatarios de cereales, tres acopiadores de granos, tres cooperativas agrarias de segundo grado y un productor agropecuario, todo esto por el lado de la oferta.

Pero en septiembre, la mayoría de la cámara arbitral decidió un cambio de composición, que fue aprobado por el consejo directivo de la Bolsa, y ahora será sometido a la asamblea de la entidad.

El cambio se produjo debido al convencimiento del resto de las entidades que participan de la cámara, de que los semilleristas no debían estar más representados por la desaparición de la actividad compradora del sector. La misma propuesta incluye sumar un representante más del sector productor y reemplazar a los semilleristas por "compradores genuinos que sí operan en el mercado físico".

Ramón Devoto, presidente del Centro Semillerista de Rosario, objetó la decisión y manifestó su preocupación por la nueva composición de la Cámara que se impulsa. "Se está confundiendo lo que es una cámara arbitral con lo que es una cámara gremial", señaló.

En ese punto agregó que históricamente, la Cámara Arbitral de Cereales estuvo constituida por árbitros cuyo principal atributo es la imparcialidad, y no el voto para el sector que lo nomina. "Siempre fue en igualdad de sectores y de representantes, pero en la reforma que se desea implementar no hay un equilibrio de sectores, lo que a su vez contribuiría a generar una situación de desbalance", agregó.

El dirigente indicó que con la nueva propuesta, la Cámara estaría compuesta por tres corredores, tres entidades cooperativas, tres acopiadores y dos productores y cuatro exportadores, cuatro aceiteros y tres molineros.

"Uno de los argumentos que están sosteniendo los que fomentaron esta iniciativa es que no tenemos operaciones en el recinto y eso es cierto por disposiciones legales que hacen que no podamos operar en Bolsa", subrayó Devoto.

El dirigente recordó que por disposición de la ley 20.247, el Inase exige numerosos requisitos a los oferentes de semillas que no siempre pueden cumplir, afectando la actividad compradora.

Pero para Devoto, no es esa caída en la actividad lo que originó el pedido de sacarlos de la cámara. Desde su punto de vista, se trata de una suerte de venganza del sector exportador por el voto favorable de los semilleristas a la decisión de tomar un porcentaje de las operaciones de futuro con entrega para ponderar el cálculo del precio de pizarra de soja.

"Creemos que con esta iniciativa proveniente del sector comprador, donde participamos, esto gana una supremacía muy importante", agregó. El titular del Centro de Semilleristas dijo que la modificación es "muy negativa para la formación de precios en la Argentina".

Comentarios