La ciudad
Lunes 08 de Agosto de 2016

La cadena rosarina Dar abrió un local en Alberdi y el gremio protestó en la puerta

El sindicato denunció que la firma infringió la norma que limita la apertura de los supermercados los domingos y feriados

En forma sorpresiva y por primera vez, una cadena rosarina de supermercados abrió un domingo después de la entrada en vigencia las normativas sobre descanso dominical. Fue el local ubicado en Rondeau y Washington de la cadena Dar. Para la Asociación Empleados de Comercio se trató de una infracción a la ley de descanso dominical y pese a que no llegó la inspección al momento de la volanteada frente al negocio, hoy pedirán explicaciones a los empresarios y funcionarios.

La expectativa está puesta hoy en ver si finalmente se cumple la amenaza de una ola de despidos por parte de las grandes cadenas nacionales.

La ley provincial 13.441, y su correspondiente ordenanza que la reglamentó en Rosario, establece que sólo pueden abrir los domingos y feriados aquellos comercios cuya superficie total sea inferior a los 1.200 metros cuadrados.

Con esta referencia, la apertura del local en Alberdi disparó la polémica y encendió el alerta de los mercantiles. Desde las 9 y durante todo el horario comercial el super de la cadena rosarina Dar ubicado en Washington y Rondeau mantuvo sus puertas abiertas.

Los empleados fueron advertidos el día anterior de la actitud tomada por la empresa. "Trajeron personal de otras sucursales, argumentando que están por fuera del alcance de la ley porque tendrían otra razón social (se absorbió el ex súper Boerio), pero mas allá de eso trabajan con la cadena Dar", destacó el miembro de la comisión directiva del gremio mercantil, Walter Pereyra.

La apertura provocó la movilización de un grupo de delegados. Con pancartas comenzaron una volanteada "de concientización y para pedir solidaridad que no compren el domingo" a los clientes que se acercaban al local y ante la celosa mirada de los efectivos policiales que custodiaron el lugar en 4 patrulleros, que a diferencia de los inspectores del gobierno provincial se hicieron presente en el supermercado.

Para Empleados de Comercio la infracción existió y servirá de antecedente para que hoy por la mañana se produzca una reunión con los miembros de los ministerios de Producción, Trabajo y el Ejecutivo. "Hasta entrada la tarde, no se hicieron las inspecciones, pero nosotros notificamos de esta situación por correo electrónico. Está claro que es el mismo grupo empresario y por lo tanto no debió abrir", agregó Pereyra.

También se había corrido el rumor que un super de Córdoba y Gutenberg se había plegado a la resistencia a la ley de descanso dominical, pero sobre el mediodía sus puertas estuvieron cerradas.

"Si bien tienen otra razón social, el descanso dominical igual corresponde. Ellos ya habían intentado abrir con el argumento que la ley no los alcanza, el de Gutenberg está habilitado como autoservicio, pero la ley habla de grandes superficies y entonces se tienen que sumar todos lo metros cuadrados", finalizó el delegado gremial.

El incumplimiento de la norma no es nuevo. En julio pasado, Coto abrió sus cinco locales un domingo y debió pagar una sanción de 340 mil pesos. Jumbo le siguió sus pasos y fue multado con 68 mil pesos por parte del Ministerio de Trabajo de Santa Fe. En el caso de ayer, se trataría de la primer infracción a una cadena local de supermercados.

Incertidumbre. En tanto, el viernes pasado expiraron los 30 días de plazo que establece la vía administrativa para retener a 119 empleados que habían sido despedidos en julio pasado. Ante la postura inflexible de las grandes cadenas nacionales e incluso del cuestionamiento judicial de la ley de descanso dominical hoy será un lunes muy particular.

Si se cumplen las afirmaciones de los voceros empresariales los telegramas de cesantías podrían comenzar a ganar la calle. El gremio ya advirtió que se convocará de inmediato en plenario para tomar acciones en consecuencia.

Comentarios