Edición Impresa
Jueves 02 de Junio de 2011

La boda de un ex jugador de Ñuls

El ex jugador de Newell’s Nicolás Spolli dio el “sí”. Se casó ayer en San Nicolás con Pamela Gallucci por civil y por Iglesia. Pero el defensor del Catania, equipo que dirige el Cholo Simeone y donde juegan, entre otros, Gonzalo Bergessio y Maxi López, hará la fiesta mañana en Rosario en un salón de la costanera norte.

El ex jugador de Newell’s Nicolás Spolli dio el “sí”. Se casó ayer en San Nicolás con Pamela Gallucci por civil y por Iglesia. Pero el defensor del Catania, equipo que dirige el Cholo Simeone y donde juegan, entre otros, Gonzalo Bergessio y Maxi López, hará la fiesta mañana en Rosario en un salón de la costanera norte. Se esperan más de 250 invitados, entre los cuales ya confirmaron su presencia importantes figuras del fútbol nacional e internacional. “Ya recibimos el 60% de las confirmaciones. Muchas dependen de los vuelos desde Europa”, comentaron allegados a la pareja. ¿Vendrá el Cholo? ¿Lo acompañará Carolina Baldini? ¿Estará también Wanda Nara? Por lo pronto, está confirmada la luna de miel: el flamante matrimonio partirá el próximo lunes a Nueva York, Las Vegas y Los Angeles por dos semanas.

Ni el tío lo detiene

Federico Reutemann, diputado provincial, tiene un impulso propio independiente de los humores de su tío, el Lole, quien lo introdujo al mundo de la política.Ayer contó a un periodista de este medio que mañana asistirá al encuentro convocado por Agustín Rossi en la sede del PJ en Santa Fe y que se sacará “la foto” con él. “Trabajaremos para que Agustín sea el futuro gobernador de Santa Fe”, agregó Federico, quien ocupará un lugar en la nómina de diputados provinciales. Irá en decimotercer lugar de la lista que encabezará la rutilante María Eugenia Bielsa.

Cristina y Silvio cruzaron regalos

La presidenta Cristina Kirchner y el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, compartieron ayer un almuerzo que se extendió por más de dos horas en el palacio gubernamental Chigi, en Roma. Los funcionarios que forman parte de la comitiva oficial argentina relataron que el encuentro fue “muy cordial” y señalaron que Berlusconi le obsequió a Cristina dos copas de cristal y un chal negro. En tanto, la mandataria le regaló a su par un bolso de cuero fabricado en la Argentina.

Comentarios