Ovación
Lunes 13 de Junio de 2016

La bendita posición fuera de juego

La posición fuera de juego es la de mayor discusión en el fútbol. Por el pie, por la mano, por milímetros, por centímetros.

La posición fuera de juego es la de mayor discusión en el fútbol. Por el pie, por la mano, por milímetros, por centímetros. La cuestión es que si se analiza desapasionadamente hay off sides que son imposibles de detectar sin la ayuda de la tecnología. Y así mismo sigue generando discusiones dependiendo de las cámaras que se utilicen. Por supuesto que esta regla no será sometida a las opciones del video ref porque los partidos serían eternos y llamarían más al bostezo que a la exitación. Esa regla también tiene una modificación.

"Es complicado. Vienen los dos corriendo, te congelan la imagen de Fútbol para Todos y la pierna del defensor está más adelante que la del delantero y entonces te tiran la raya desde la pierna y supuestamente está habilitado, pero es muy complejo ver eso dentro de la cancha. Tecnológicamente es diferente porque te paran la cámara, te lo pasan a los 3 o 4 minutos, pero ópticamente es muy difícil determinar si una pierna habilita o está en off side. Entonces quedamos supeditados a la tecnología y somos evaluados con la tecnología. Creo que ahora la idea es que cuando hay un cruce, si el cuerpo está adelante, está adelantado. Tiene que ver con el cuerpo completo y ya no con una pierna o un hombro. Esa decisión también da la posibilidad de que se otorguen más goles. De todas maneras, quiero dejar claro que en Argentina la calidad de los asistentes es muy alta, son muy precisos. Pero no es de ahora. Ya en la época de Horacio (Elizondo) eran de los mejores. Todos se acuerdan de él porque dirigió el partido inaugural y la final, pero nadie habla de los asistentes que acertaron el 90 o 95 por ciento de las jugadas que sancionaron", razonó Sergio Pezzotta antes de referirse a otra de las modificaciones que considera importantes: la de ser la autoridad del partido desde el mismo momento en que llega a la cancha. Eso le permitirá expulsar, por ejemplo por un insulto, a un futbolista antes de comenzar el encuentro. Ese jugador deberá ser reemplazado en la nómina de 18 que saldrán a la cancha.

"La competencia como árbitro empieza cuando llegamos al estadio, antes era cuando empezaba el partido. Por ejemplo, cuando salimos a la cancha a supervisar que todo esté en orden, como en el caso de las redes de los arcos, ya estamos habilitados para tomar sanciones disciplinarias. Sería roja, porque la amarilla queda reservada para situaciones del juego y no ocuparía cambio. Es reemplazado en la lista de 18 que salen a la cancha", especificó Pezzotta sobre una situación que difícilmente se produzca.

Comentarios