Edición Impresa
Sábado 25 de Octubre de 2014

La baja de los precios le agrega tensión al campo

El sector presiona por una baja de las retenciones, y el gobierno contesta que especula. Problemas con biocombustibles.

El impacto de la caída de los precios internacionales de la soja aviva las discusiones entre el sector y el gobierno nacional, con acusaciones cruzadas y pedidos de bajas de retenciones por una parte, y de especulación al no haber vendido mientras los precios no eran tan malos por el otro lado.

Durante la semana se conoció un informe del Ieral Fundación Mediterránea que asegura que la oleaginosa se paga en el mercado Disponible de Rosario a su precio más bajo de los últimos doce años.

El trabajo agrega que si bien la tendencia a la baja es un fenómeno global, por razones de presión fiscal y de inflación el valor local es un 36 por ciento menor al promedio de los últimos años, contra un 12 por ciento en el resto del mundo.

A los reclamos agropecuarios por una reducción de las retenciones ante el nuevo escenario de precios globales, el ministro de Agricultura de la Nación Carlos Casamiquela respondió diciendo una vez más que "lamenta" la decisión de los productores "de especular y no vender su cosecha", y agregó que en esa maniobra "perdieron alrededor de 4.000 millones de dólares".

"Es lamentable, porque en esa especulación perdieron los productores, como perdió el país ingresos por 7.500 millones de dólares, lo que significa que la que perdió es la sociedad en su conjunto", afirmó el funcionario.

Destacó además que los pequeños productores fueron los que primero vendieron toda su producción, en tanto "el resto son productores que han escuchado a ciertos dirigentes y se han dedicado a no vender, presuponiendo un cambio en la situación económica, en cuanto a una posible devaluación, que no ocurrió".

 

Biocombustibles. La baja de los precios internacionales de los commodities también alcanza al petróleo, lo que perjudica los números de otro sector importante relacionado al agro como el de los biocombustibles.

Analistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) manifestaron su "preocupación" por la reciente baja del precio del petróleo en el plano internacional porque se relaciona con los biocombustibles que produce Argentina.

El jefe del Departamento Económico de la BCR, Julio Calzada, y el economista de la entidad, Guillermo Rossi, aseguraron que el petróleo es un "producto que tiene un impacto directo sobre los mercados de los aceites vegetales, el biodiésel y el etanol; y en definitiva sobre los precios de la soja y el maíz".

"Siendo esta canasta de productos fundamental para la producción y las exportaciones agroindustriales argentinas, la caída en el crudo preocupa y mucho", aseguraron en la última edición del Informativo Semanal de esa entidad.

Buen trigo. Por el lado de las novedades agronómicas, el último informe GEA de la Bolsa de Comercio de Rosario asegura que el trigo dará buenos rindes en la zona núcleo con 2,4 millones de toneladas estimadas.

"El mes de mayo de 2014 comenzó con perfiles cargados, además de precios atractivos que aumentaron el interés por sembrar más trigo. Hoy las expectativas son de obtener 37 quintales por hectárea en la zona, superando el promedio de la región (de 35 qq/ha)", explica el informe que cada semana elabora esa entidad.

El trabajo bursátil recuerda que en la campaña pasada hubo un escenario de falta de agua: "deshidratado, decolorado, con espigas cortas y granos chuzos por heladas tardías, el rinde para trigo bajó 5 qq/ha por debajo de la media de la región".

Esta vez, el 70 por ciento del área sembrada con trigo se encuentra en condiciones buenas a muy buenas.

"El rinde del cultivo no expresará todo su potencial, pero sí estará por encima de los promedio", se asegura en el GEA.

Norte provincial. Tras los días de inestabilidad y el paso del frente de tormenta, se reanudó lentamente el proceso de cosecha en el norte del área de estudio, particularmente en el departamento General Obligado, distrito Las Garzas, Guadalupe Norte, Lanteri, La Sarita, Avellaneda y Reconquista.

Así lo consignó el sistema de estimaciones agrícolas de la Bolsa de Santa Fe, que estima para el cereal rendimientos promedios de los primeros lotes de 25 qq/ha a 26 qq/ha, con rendimientos promedios mínimos de 14 a 16 qq/ha y máximos de 30 a 32 qq/ ha, con valores de humedad de grano entre 13 a 15 por ciento.

Un 80 por ciento de los cultivares presentaron de buen a muy buen estado general, en pleno proceso de llenado de grano, buena homogeneidad de lotes.

Dicho porcentaje lo constituye el área sembrada en los departamentos Castellanos (centro sur), Las Colonias, La Capital, San Justo, San Cristóbal (centro este y sureste), San Javier, General Obligado y el este de Vera.

El porcentaje restante de bueno a regular, manifestando la irregular disponibilidad de humedad en el suelo en las etapas de crecimiento y desarrollo de los cultivos, área que comprende varios departamentos del área.

Comentarios